Agencia
Ciudad de México.- Muchas veces por falta de tiempo o por considerar que no causa daño alguno, las personas que tienen el cabello largo prefieren dormir con el húmedo, pero expertos aseguran que esta no es la mejor decisión que pudieran tomar... pero ¿por qué? ¡Estas son las razones!

De acuerdo con El Debate, en primer lugar, dormir con el cabello mojado hará que te despiertes con algo de resfriado. Esto se debe a que tu cabeza se enfriará sin importar si uses calefacción o aire acondicionado.

También te puede interesar: ¡Que no te pase! Consejos para evitar el cabello graso

Picor
Dormir con el pelo húmedo también te hará sentir una especie de picor molesto en el cuero cabelludo, esto hará que te rasques de seguido durante el día con lo que puedes irritar tu cabeza y esas heridas causarán más comezón.

Caspa
Si acostumbras dormir en repetidas ocasiones con el cabello húmedo, inevitablemente desarrollarás caspa. La humedad altera la vida de los hongos benéficos de la cabeza, que nos ayudan a eliminar los aceites grasos de los folículos que ayudan a renovar celularmente el cuero cabelludo.

La humedad hace que estos hongos se reproduzcan rápidamente y el cambio de células también llega a acelerarse. Las células nuevas se unen con el aceite graso y forman una especie de escamas conocidas como caspa. Es decir, la caspa son hongos de malassezia, mezclados con celular muertas que crecieron de forma descontrolada.

Jaqueca
Si tiendes a dormir con el pelo mojado, las jaquecas podrían hacerse crónicas. Esto se debe a que por la noche sube la temperatura del cuerpo y al entrar en contacto con la humedad, se produce evaporación que inflama el cuero cabelludo.

Textura pegajosa
Al acotarse con el cabello húmedo no es posible que circule el aire, por lo que la humedad se concentra causando una textura pegajosa.

Infecciones
El cabello mojado tiene numerosas bacterias adquiridas principalmente de la toalla. La almohada absorbe todas esas bacterias, lo que puede causar infecciones más adelante.

Recomendaciones

Evita lavar tu pelo dos horas antes de dormir
Al salir de la ducha, usa una toalla y cepilla tu cabello en repetidas ocasiones.