Agencia
ESPAÑA.-Cuatrocientos meses consecutivos, más de 33 años seguidos, en los que las temperaturas globales del planeta están por encima de la media del siglo XX. Los datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) no engañan: abril de 2018 se convertirá para siempre en un terrible hito, un gigantesco mojón en la carretera del calentamiento global.

También te puede interesar: Encuentran gran agujero negro que consume un sol cada 2 días

Con sus 14,5 grados centígrados de promedio en mar y tierra, el mes pasado superó por 0,83ºC esa referencia. Por tanto, según los números de la NOAA, desde 1977 todos los meses han sido más cálidos que la media del siglo XX salvo uno, diciembre de 1984. Y desde entonces, hasta ahora, 400 meses por encima de esa media de referencia.

El mes pasado fue el tercer mes de abril más cálido desde 1880, año desde el que se recogen estos registros, y el 42º mes de abril consecutivo con temperaturas más altas que el promedio histórico. Las desviaciones de temperatura cálida más notables del promedio se observaron en el sur de Sudamérica, Europa central, el este de Rusia y Australia donde las temperaturas fueron tres grados más altas que el promedio: Alemania y Polonia vivieron su abril más cálido desde que hay registros, Austria el segundo y Francia el tercero. Sudamérica tuvo el mes de abril más caluroso y Australia el segundo desde 1910.

Las desviaciones de temperatura cálida más notables del promedio se observaron en el sur de Sudamérica, Europa central, el este de Rusia y Australia donde las temperaturas fueron tres grados más altas que el promedio: Alemania y Polonia vivieron su abril más cálido desde que hay registros, Austria el segundo y Francia el tercero. Sudamérica tuvo el mes de abril más caluroso y Australia el segundo desde 1910.

Además, el periodo comprendido entre enero y abril de 2018 estuvo 0,76 grados por encima de la media del siglo XX, convirtiéndose en el primer cuatrimestre del año con la quinta temperatura más alta de los registros históricos. La temperatura media en tierra, en los continentes, estuvo 1,13 grados por encima de la referencia del siglo XX (el noveno abril más cálido); y en los mares lo superó en 0,65 grados (el cuarto abril más caliente en los océanos desde 1880).


“Nadie nacido desde 1985 ha vivido un solo mes por debajo de la temperatura media global del siglo XX”, resume Teresa Ribera, experta en cambio climático y directora del Instituto para el Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI). Otra llamada de atención sobre la deriva del planeta, con un cambio global en sus ciclos cada vez más notable y una comunidad internacional pendiente de las veleidades de Donald Trump.España tuvo un abril particularmente húmero, con unas precipitaciones totales que sumaron el 137% de lo normal. Los niveles de lluvias más notables se observaron en el noreste de España, donde la precipitación fue tres veces la normal mensual. También cabe destacar que el Aeropuerto de Pamplona tuvo el abril más húmedo registrado (un total de 171 mm), superando el récord anterior de 2012 (165 mm).

La OMM menciona que abril reportó una temperatura que supera los 50° C. En concreto, en Nawabshah, Pakistán. (Foto: NOAA)

El pasado mes de abril “estuvo marcado por una serie de eventos climáticos de alto impacto”, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM). “Estos continuaron hasta principios de mayo con tormentas violentas que combinan polvo, fuertes vientos, relámpagos y lluvia que mataron a más de 100 personas e hirieron a unas trescientas en los estados indios de Uttar Pradesh y Rajasthan (India)”, explica en una nota.

La OMM además apunta otro récord alarmante: el pasado mes de abril fue el primero en el que se recibió un informe con una temperatura que supera los 50° C. En concreto, en Nawabshah (Pakistán) se registró una medición de 50,2º C, marca mundial histórica para un mes de abril.

La temperatura global para abril de 2018 fue muy superior a la media, “aunque no fue tan excepcional como los valores de abril de 2016 y abril de 2017”, según la OMM. Abril se ajustó a la tendencia al alza de 0,18° C por década observada en los datos de temperatura global a partir de 1979. Desde la perspectiva global, el periodo de doce meses comprendido entre mayo de 2017 y abril de 2018 fue 0.47° C más cálido que el promedio de 1981-2010, que es la referencia que usa la OMM, en lugar del promedio del siglo XX.

Eventos climáticos de alto impacto: tormentas violentas que combinan polvo, fuertes vientos, relámpagos y lluvia

Todos estos datos se obtienen a partir de registros disponibles a través de unas 6 mil 300 estaciones meteorológicas de todo el mundo y boyas que miden la temperatura de oceánica. Marzo de 2016 fue el mes que registró la anomalía más calurosa: 1.23 grados por encima de la media del siglo XX.

“El dato confirma, una vez más, que convivimos ya con el cambio climático”, advierte Ribera. Y añade: "Estamos abocados a sufrir sus consecuencias, pero la intensidad del mismo depende de nosotros". “Si además, tomamos en consideración el aumento del ritmo al que se incrementan las concentraciones de CO2 en la atmósfera, la conclusión es todavía más alarmante”, asegura la experta, figura clave en la reunión de París en la que los países se comprometieron precisamente a reducir esas emisiones.

“Nadie nacido desde 1985 ha vivido un solo mes por debajo de la temperatura media global del siglo XX”, Teresa Ribera, experta en cambio climático.

Las emisiones mundiales de CO2 relacionadas con la energía aumentaron a un máximo histórico de 32.5 gigatoneladas el año pasado, después de tres años de permanecer sin cambios, debido a la mayor demanda de energía y la desaceleración de las mejoras en la eficiencia energética.

"En ese contexto", continúa Ribera, "es enormemente preocupante la lentitud en la respuesta en la reducción de emisiones, eliminación de combustibles fósiles y rápida diversificación del sistema económico". Además, la experta califica de "particularmente cínica" la actitud de Trump, por dudar de la autenticidad del cambio climático recortar la financiación de la NOAA, precisamente el organismo que hoy da este nuevo dato que debería retumbar como un aldabonazo en el portón de la Casa Blanca.