Agencia
KENIA.- Mujer encuentra a su amigo de secundaria apodado 'Pelé', sumido en las drogas y le transforma la vida.

De acuerdo con el portal RT, Wanja Mwaura, una enfermera y activista contra las drogas de 32 años de Kenia, estaba caminando por un mercado en la capital del país, Nairobi, cuando oyó a alguien llamándola por su nombre. La mujer entró en shock al ver a un vagabundo vestido con ropa sucia diciendo que era su compañero de escuela Patrick Wanjiru, al que solían llamar Pelé por su talento para jugar al fútbol.

También te puede interesa: ¡Terror a medianoche! Ven de frente a La Llorona

'Un pequeño acto puede cambiar la vida de una persona', relata la protagonista de la historia.

Ahora, quince años después su último encuentro, Patrick era un drogadicto que caminaba por las calles de la ciudad en busca de comida en la basura. En la adolescencia, empezó a coquetear con las drogas, lo que finalmente le llevo a una adicción a la heroína que le destrozó su vida.

La mujer invitó a su amigo de la escuela a comer. Durante el almuerzo parecía distraído, incapaz de terminar las frases. "Le di mi número de teléfono y le dije que me llamara si necesitaba algo", relató Mwaura.

En una conversación posterior, Patrick le dijo que quería terminar con las drogas para siempre. Entonces, su amiga decidió ayudarle y lanzó en las redes sociales una campaña de recaudación de fondos para la rehabilitación del vagabundo.

La historia de Patrick se convirtió en viral en la red, tras ser compartida más de 50.000 veces. El dinero recaudado permitió al hombre pasar por una terapia y recuperar su salud mental.

Su aspecto físico también cambió drásticamente, e incluso logró montar su propio negocio, señaló Daily Nation.  

El hombre bendice al destino por haberle permitido reencontrarse con Mwaura. "Wanja es un ángel enviado por Dios. Le debo la vida. Se portó conmigo con más cuidado que un hermano o una hermana", relató Patrick. 

Asimismo, la mujer también agradece su encuentro con su excompañero de clase. "La gente dice que le cambié la vida a Hinga [otro apodo de Patrick], pero también él cambió la mía", señaló Mwaura.

"Ahora me doy cuenta de que un pequeño acto puede cambiar la vida de una persona", confesó.