Agencias
MONTERREY, México.- Una abuela y su nieta que estaba a punto de cumplir 4 años fueron atropelladas en Monterrey. La menor se disponía a ir por su vestido de princesa para su fiesta de celebración. Olga Alicia, la abuela de la menor exigió justicia a las autoridades.

También te puede interesar: Hallan el cuerpo de una embarazada: fue torturada

“Hoy cumpliría cuatro años y ya no; le destrozó la cabecita", comentó la mujer entre lágrimas”.

La abuela y su nieta regresaban de hacer preparativos cuando fueron arrolladas por un camión de la Ruta 2, la tarde del miércoles, en el cruce de las avenidas Raúl Rangel Frías y Lincoln.

 "Andaban comprando un vestidito de princesas y comprando cosas porque la iban a festejar hoy, pero ya no se pudo", expresó un familiar todavía consternado.

El cuerpo de la menor identificada como Keyla Saide “N”, de 3 años, quedó tendido sobre el pavimento, mientras que la mujer fue trasladada de emergencia al Hospital de Zona.

Horas más tarde Álvarez Medina pidió el alta médica para poder estar con su nieta, quien la mañana de este jueves fue velada en las Capillas Dolores de la Avenida Lincoln, apenas a una cuadra de donde se registró el fatal accidente.

 "No es justo que la señora esté aquí así como está y el responsable nos dijeron que salió anoche, pagó una fianza y durmió en su casa mientras nosotros estamos aquí; queremos que se haga justicia", comentó el familiar, quien prefirió no identificarse.

Esta tarde fue trasladado el cuerpo de la menor hasta el Panteón San Jorge, ubicado sobre esta misma avenida, para darle sepultura.

 "Aquí (en la funeraria) nos cobran 12 mil pesos, ya pagamos 3 mil, pero hay que dar el resto y todavía falta todo lo demás en el panteón", señaló.

Mientras tanto, los familiares esperan que alguien se haga responsable y pidieron el apoyo de las autoridades para costear los gastos que ascienden a casi los 20 mil pesos.

 Tras el entierro, la abuela de la menor deberá regresar al hospital en donde aparentemente tendrá que someterse a una cirugía luego de resultar con tres fracturas en la pierna derecha debido al atropello.