Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- En redes sociales circula un comunicado por parte de Hershey’s en donde se disculpa por su campaña #HacerElBienSabeBien, que causó el enfado de usuarios que la acusaron de racista y clasista.

El objetivo de la campaña era obsequiar chocolates a personas en situación de escasos recursos, pero dejó un mal sabor de boca entre usuarios de redes sociales y consumidores, que consideraron el promocional como elitista, se leía en varias publicaciones de la marca, informa El Economista en su portal web.

También te puede interesar: El trabajo soñado: Ferrero te pagará por probar sus chocolates

La compañía chocolatera, cumplirá 50 años y por ello, decidió invertir 20 millones de pesos para lanzar una campaña con el hashtag #HacerElBienSabeBien, que tenía la intención de dar un mensaje positivo.

A través de un video de Facebook, invitó a sus seguidores a hacer “buenas acciones” con las personas que los rodean a través de dicha etiqueta. Y fue así como decenas de influencers y usuarios en general subieron fotos donde obsequian chocolates de la marca a personas en situaciones de calle o vulnerables, acompañadas de una historia.

Moisés Michán, director de mercadotecnia de The Hershey Company México, dijo a El Economista el 29 de abril que, “esto es parte de la estrategia comercial de este año, estamos buscando crecimiento de doble dígito…; hoy también estamos creciendo en participación de mercado, en este punto del año hemos crecido un punto de participación de mercado, lo cual es un resultado extraordinario, estamos creciendo con las barras, kisses y ChocoYogo”.

Parte de la estrategia de Hershey’s de México con la campaña es fortalecer el desarrollo del cacao de Chiapas, con la meta de que rumbo al 2021 por hectárea se pueda pasar de 150 kilos a mil 500 kilos de producto, 10 veces más de lo que se consigue actualmente.

Michán aclaró que, si bien están apoyando para que México incremente la producción de cacao, la proveeduría continuará siendo 72% importado y el restante nacional, y es que “cada cacao tiene un sabor característico por cada región, por lo cual no pueden cambiar el mix”.

Ante la polémica, Hershey's lanzó un comunicado en el que ofreció disculpas. Reconoció que la imagen que menos querían mostrar era la de diferenciación de clases sociales. Indicó que la campaña fue retirada inmediatamente, “lamentamos no haber podido transmitir correctamente nuestro mensaje, el cual buscaba inspirar empatía en nuestros consumidores al realizar buenas acciones y que generen un impacto positivo en nuestra comunidad”.

Además, la chocolatera agradeció a sus consumidores por hacerles ver su error.

La empresa estadounidense cuenta con dos plantas en nuestro país: Monterrey y Zapopan, de cuya producción 90% se queda para consumo local y 10% para exportación.