Agencia
TLAXCALA.- Detienen a campesino tras confundirlo con ‘huachicolero’, momentos antes se registró una persecución donde elementos de seguridad dieron alcance a una camioneta con hidrocarburo robado.

Ante tal situación, pobladores de Ixtacuixtla presionaron a las autoridades para liberar al masculino, argumentando falta de capacidad de los elementos policiacos, informó Vanguardia MX.

Durante un operativo para detener a presuntos “huachicoleros” que operan en el municipio de Ixtacuixtla, un campesino fue detenido por elementos de la Policía Municipal, sin embargo, esto provocó una fuerte movilización de los habitantes de la región.

También te puede interesar: Candidata poblana 'promociona' su campaña en Tinder

Lo anterior luego de registrarse una persecución, donde elementos de seguridad intentaron dar alcance a una camioneta que portaba hidrocarburo robado en galones que pretendían distribuir en la zona.

En el hecho, los uniformados agredieron a un campesino de nombre José Luis Galindo, quien fue asegurado por un tiempo prolongado, ya que lo habían confundido con un presunto “chupaducto”.

En su defensa salieron decenas de pobladores y se enfrentaron a los elementos para que les fuera entregado el aparente vecino, pero ante la negativa de los uniformados procedieron a cerrar las puertas de la alcaldía.

Enfurecidos, los pobladores de la comunidad de Espíritu Santo presionaron para entablar dialogo con el munícipe Rafael Zambrano Cervantes, lograron tras varias horas la liberación del detenido.

Los pobladores pidieron mayor seguridad y capacitación a los elementos policiacos, pues aparentemente sobre actuaron su función y dispararon, según testigos, poniendo en riesgo la integridad física de los habitantes.

En la persecución, una patrulla auxiliar chocó en la barda de la primaria Guadalupe Victoria, donde también, afirman, se dieron más detonaciones, generando un momento de susto para los estudiantes y padres de familia.

Finalmente aseguraron la unidad, sin embargo los presuntos responsables se dieron a la fuga y la unidad fue puesta a disposición de la Procuraduría General de la Republica para realizar el trámite correspondiente.

En el municipio fue necesaria la presencia de la policía estatal ante la supuesta amenaza de querer incendiar la presidencia.

El servicio de trámites oficiales fue suspendido a la ciudadanía en la alcaldía, por lo menos hasta el próximo lunes.