Agencia
CANADÁ.- El gobierno de Alberta, Canadá, negó a una pareja católica la adopción de niños porque en su aplicación declararon que no adoptarían a un pequeño que fuera homosexual.

De acuerdo con información del portal de internet Milenio, el matrimonio fue recomendado a las autoridades por un agente de los Servicios Sociales Católicos, quien realizó los estudios socioeconómicos y emocionales.

También te puede interesar: Primer ministro de Canadá se une al marcha del Orgullo Gay

Los documentos legales de la pareja acreditaban que ambos tienen empleos estables, poseen una vivienda y cuentan con una red comuntaria "feliz y saludable", sin embargo la misma oficina de Servicios Sociales Católicos negó la solicitud al considarles incapaces de ayudar a un pequeño que tuviera "problemas de identidad sexual", según consta en el Análisis del Hogar de la pareja.

El matrimonio acudió a la Oficina de Servicios para Niños y Familias de Alberta, donde el supervisor responsable de su solicitud les explicó que sus creencias religiosas sobre negarse a aceptar a un pequeño con una identidad sexual LGBT influyó en la decisión del gobierno local, y se les informó que la negativa sería definitiva.

La pareja, que no tiene ningún hijo debido a que por complicaciones médicas no pueden concebir, acudió al Centro de Justicia para las Libertades Consitucionales de Canadá, organización conservadora que hizo público el caso, y demandó al gobierno local.

Canadá y su apoyo a la comunidad LGBT 

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, hizo historia al convertirse en el primer gobernante en activo del país que desfila en la marcha del Día del Orgullo Gay de Toronto, una de las mayores del mundo.

Trudeau, que desde que llegó al poder tras las elecciones de octubre de 2015 se ha caracterizado por sus gestos de apertura a las minorías, declaró poco antes de iniciar la marcha que la presencia de los gobernantes en el desfile que conmemora las comunidades homosexuales, bisexuales y transexuales no debería ser noticia.