Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Miley Cyrus vuelve a estar, sin pretenderlo, en el centro de una polémica. La cantante ha sido denunciada por un artista jamaicano quien afirma que el gran éxito de la exHannah Montana, We can’t stop , es un plagio de una canción suya. De esta manera, se pone en duda que uno de los mayores hits de la carrera de Miley sea un tema original. ¿Tanto se parecen?

De acuerdo con lavanguardia.com, el artista que ha interpuesto la demanda contra Miley Cyrus se llama Flourgon y asegura que la conocida canción de la cantante está basada en un tema suyo llamado We Run Things, una canción que publicó en el año 1988, cuatro años antes de que Miley Cyrus naciera.

También te puede interesar: Miley Cyrus, con zapatillas de… ¿stripper?

 En la demanda por plagio, el jamaicano no dice que Miley haya copiado la melodía ni tampoco parte de la letra de su canción. Entonces, ¿en qué se basa su acusación de plagio? Según Flourgon, Miley Cyrus “robó la única fraseología lírica con intención de crear un tema estandarizado y general... en el ámbito del autodescubrimiento y de su autonomía”.

Cabe destacar que la canción de Flourgon, We Run Things, jamás llegó a sonar en los Estados Unidos. No quedan muy claros los motivos que llevan al jamaicano a acusar a Miley Cyrus de plagio, pero la demanda es una realidad y el hombre no piensa parar (tal y como dice la canción de Miley).

Esta es la canción original de Flourgon, un tema que ya está circulando por las redes sociales para que la gente haga la comparativa y juzgue si We Can’t Stop de Miley Cyrus es un plagio o no.