Agencias
ESTADOS UNIDOS.- La detención de un ladrón fue posible gracias a una caricatura dibujada por el testigo de un robo de un establecimiento llamado Central Market de Pensilvania en Estados Unidos. El considerado hasta cómico dibujo fue una pieza importante en la captura del delincuente, pues para las autoridades fue más fácil identificarlo, así como declarar que el sujeto ya había sido detenido anteriormente por el mismo delito. 

También te puede interesar: Aerolínea me obligó a tirar mi hámster al inodoro: pasajera

De acuerdo con el portal El Espectador, el pasado 6 de febrero un hombre fingió ser un empleado del local, robó dinero en efectivo y salió huyendo a pie. Tras los hechos, un testigo proporcionó un simple dibujo en blanco y negro a los oficiales que, aunque era caricaturesco, hizo que un investigador pensara en un posible sospechoso.

Según la Policía de Lancaster, el delincuente fue descrito como un hombre de 30 o 40 años, 5'04 " de altura, complexión pequeña y posiblemente sudamericano o asiático, con cabello lacio y negro que cubría sus orejas, con grandes pómulos y una barbilla puntiaguda.

En una publicación de Facebook, los oficiales admitieron que, aunque el boceto era “caricaturesco”, fue esencial para identificar un sospechoso.

"Si bien el boceto proporcionado por el testigo puede haber aparecido de aficionado y caricaturesco, esto, junto con los descriptores físicos distintivos, hizo que un investigador señalara a un posible responsable", indicó en el post.

Las autoridades mostraron fotografías del presunto ladrón al testigo, autor del boceto, quien lo identificó inmediatamente. Se trataba de Hung Phuoc Nguyen.

La policía ahora está buscando este hombre de 44 años por dos cargos de hurto.

Un hecho similar ocurrió en el año 2009, en Bolivia, cuando se difundió un curioso retrato hablado del presunto asesino de un taxista. El furor en internet por el singular dibujo llegó a tal punto que la televisión chilena hizo un reportaje de este fenómeno.