Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El mediocampista Carlos Peña, de Cruz Azul, estará fuera de circulación por lo menos dos semanas como resultado de la lesión que sufrió en el tobillo derecho en el duelo de este sábado ante el Necaxa.

De acuerdo con información que proporcionó el club en su página oficial, el jugador fue sometido a unas pruebas que arrojaron que presenta un esguince de segundo grado que lo mantendrá alejado de las canchas, informa el portal de noticias Notimex.

También te puede interesar: Necaxa se aprovechó descuidos de Cruz Azul para ganar

El “Gullit” Peña se lastimó solo en una jugada al minuto 44 de dicho cotejo y tuvo que salir para dejar su lugar al argentino Walter Montoya, y al final del mismo se le vio abandonar el estadio Azul con una férula en el tobillo.

La institución cementera informó que el jugador fue sometido a una serie de pruebas médicas incluidos rayos X en la parte afectada con lo cual se descartó que presentara alguna fractura.

Explicó que el proceso de rehabilitación de Peña será de unas dos semanas y según cómo vaya evolucionando, pero se le hará un trabajo especial para tratar de que el tiempo sea menor y se pueda contar con él lo más pronto posible.

El partido

El Cruz Azul no pudo alcanzar la victoria en un duelo disputado contra el Necaxa, que lejos de demostrar las fortalezas y estrategias buenas del equipo, terminó por enseñar todos los descuidos y carencias al ser derrotado por su oponente dejando un marcador final de 2-0. 

De acuerdo con el portal Excélsior, las anotaciones fueron obra de los jugadores Dieter Villalpando y Carlos González.

Con suspendidos en el partido pasado, lesionados y un virus de gripa que obligó a Pedro Caixinha a modificar casi toda su alineación titular, los Rayos aprovecharon tales situaciones.

En el primer tiempo, el partido se volvió peleado, difícil. Dieter Villalpando aprovechó un contrataque para fusilar a Jesús Corona y abrir el marcador al 13’.