Agencia
ESPAÑA.- Normalmente se asocian los productos sin gluten con las personas que padecen celiaquía, un trastorno autoinmune -cada vez más común- que impide a las personas que lo sufren, digerir correctamente la proteína de ciertos cereales, llamada gluten. El consumo de esta proteína puede causar respuestas inmunitarias que afectan gravemente al intestino, e incluso a otros órganos, por lo que se dice que estas personas tienen un alto grado de “intolerancia” al gluten.

La realidad es que el número de celíacos ha aumentado mucho en las últimas décadas. Y también lo ha hecho la oferta de productos destinados a que estas personas puedan llevar un estilo de alimentación “normal”, sin las restricciones que su condición les impone. Sin embargo, cualquier persona puede beneficiarse de consumir productos para celíacos, sin que padezca esta enfermedad. 

También te puede interesar: ¿Sabes cuáles son los beneficios de consumir fibra?

Según el portal La Vanguardia, por estas cinco razones podrás optar por una dieta libre de gluten:

Es una proteína difícil de digerir

Hay ciertas personas que tienen una gran facilidad para digerir cualquier producto derivado de los cereales, lo cierto es que los productos de harina, son de pesada asimilación para la mayor parte de la población. Esto puede comprobarse fácilmente en el momento posterior a la comida: prueba comparar cómo te sientes tras diferentes comidas, unas en la que los harináceos sean la base (por ejemplo pizza o pasta), y otras en las que estos productos estén ausentes por completo.

Con una dieta libre de gluten te sentirás más ligero, con la digestión más fácil y rápida, y pueden desaparecer pequeños síntomas comunes como ardores de estómago o problemas cutáneos, e incluso reducir el sobrepeso.

Hay amplia oferta para elegir

La oferta de productos sin gluten destinados a celíacos ha crecido exponencialmente en los últimos años, y actualmente está experimentando una explosión comercial. La razón es simple: no sólo quienes padecen celiaquía los eligen.

Ciertos médicos que se han dado cuenta del problema de digestión que supone el consumo de gluten, recomiendan a sus pacientes una dieta libre de esta proteína durante algún tiempo

Los enfermos de este padecimiento, lo tenían muy difícil para encontrar productos alimenticios o suplementos que les garantizaran la ausencia de gluten en su contenido. Eran incomprendidos en los comercios y a menudo tachados de “delicados” o aprensivos. Pero lo cierto es que la celiaquía puede provocar síntomas físicos muy serios si se tiene contacto con esta proteína, presente en los productos con TACC (siglas de trigo, avena, cebada, centeno), que son los cereales que lo contienen.

Actualmente existen entidades de certificación cuyo sello garantiza la ausencia total de gluten (incluidas trazas), en los productos. Esto ha supuesto un gran adelanto para quienes quieren consumir productos sin gluten.

Productos sin gluten: una dieta sin restricciones

Hay una sección especializada en cada supermercado, y la oferta tan variada que se puede llevar una alimentación sin gluten, sin restricciones de ningún tipo.

Pizzas, panes de cualquier variedad, harinas para postres, galletas… hay productos para sustituir a cada producto “normal”, de modo que quien desea llevar una dieta libre de esta proteína no tiene por qué privarse de nada.

Una alimentación libre de gluten es una opción más interesante de lo que puede parecer en un principio, y el número de personas que la eligen crece cada día.