Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Después de 44 años de conflicto y que cientos de familias tzotziles y tzeltales fueron desplazados de sus comunidades, viviendo en la intemperie del bosque, finalmente la Secretaría de Gobierno puso fin a este problema al donar predios para los afectados. 

La Secretaría de Gobernación y el gobierno de Chiapas encabezaron la firma del convenio mediante el cual se adquirirán predios para 254 familias tzotziles y tzeltales desplazadas en 1973 por diferencias religiosas en Albania Alta y Yaal Ichin del municipio de San Juan Chamula, Chiapas, informó Milenio.

También te puede interesar: Comando armado desplaza a comunidad hacia las montañas

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong admitió que el de los desplazados es un problema que se presenta no sólo en Chiapas, sino en otras entidades, pero afirmó que "hoy damos un paso importante en un estado tan grande como lo es Chiapas y esto nos da pauta para seguir adelante con los otros tantos problemas que tenemos a lo largo y ancho de nuestro país".

Hoy gracias al diálogo y la conciliación, junto con el Gobernador @VelascoM_ y la @CDI_mx, logramos poner fin a un conflicto de más de 40 años entre comunidades del estado de Chiapas, dando tranquilidad y certeza a 254 familias tzotziles y tzeltales. pic.twitter.com/S4FpGePvPF

— Miguel A.OsorioChong (@osoriochong) 19 de diciembre de 2017

Agregó que el gobierno tiene la sensibilidad y la decisión para solucionar los problemas de los mexicanos y que cada dificultad que se presenta "lo enfrentamos y le damos una solución integral".

Mientras que la representante de las familias desplazadas, Candelaria Alfaro, agradeció a las autoridades por estas acciones, pero aclaró que la problemática de que los campesinos no cuenten con tierras propias, existe no sólo en Chiapas, sino en otros estados como Guerrero y Oaxaca.

En Gobernación, Osorio Chong atestiguó la firma del Convenio de Concertación de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y la Organización Movimiento Social por la Tierra, mediante el cual se gestionaron 15 millones de pesos para apoyar en la adquisición de tierras a 254 familias (617 personas) de las etnias tzotzil y tzeltal, desplazadas por intolerancia religiosa en 1973 en las localidades de Albania Alta y Yaal Ichin en San Juan Chamula, Chipas.

"Gracias a todos los que hacen posible que a partir de hoy los 617 desplazados tengan un hogar"

El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, dijo que el trabajo conjunto entre los gobiernos federal y estatal fue fundamental para darle solución definitiva, después de 44 años, al problema que afectaba a las familias desplazadas del municipio chiapaneco.

La directora de derechos indígenas de la CDI, Ismerai Betanzos, aseguró que el diálogo y el trabajo conjunto permitió brindar certeza y la oportunidad de vivir en mejores condiciones a las 254 familias indígenas desplazadas.

"Gracias a todos los que hacen posible que a partir de hoy los 617 desplazados tengan un hogar, una aspiración de desarrollo y algo que heredar a sus hijas e hijos", puntualizó.

El dirigente del Movimiento Social por la Tierra, Francisco Chew, señaló que con voluntad y canales de diálogo, puede hacerse que los recursos lleguen y se resuelvan las dificultades planteadas.