Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.-  El empresario poblano Germain Lezama Cervantes, relacionado con la red de corrupción del exgobernador priísta César Duarte, fue sentenciado a tres años de prisión y al pago de más de un millón y medio de pesos por el delito de peculado agravado.

De acuerdo con Milenio, el representante legal de la empresa Kepler Soluciones Integrales S. C., aceptó su responsabilidad de los hechos imputados; por lo que en un procedimiento abreviado, el Juez de Control, Eduardo Alexis Ornelas Pérez le dictó el fallo condenatorio.

También te puede interesar: En Venezuela detienen a dos ex ministros de Petróleo

Germain Lezama es acusado de haber simulado un contrato de prestación de servicios durante la administración de César Duarte como gobernador de Chihuahua.

El agente del Ministerio Público acreditó que en mayo del 2014, Lezama Cervantes, en acuerdo previo con el ex auditor Superior del Estado, Jesús Manuel E, participó en la distracción de un millón 566 mil pesos del erario público; mediante la simulación de un contrato de prestación de servicios.

La empresa representada por el procesado cobró por brindar servicios de asesoría para la aplicación de mejoras en procesos contables, financieros y administrativos para el estado, los cuales nunca se concretaron.La FGE resaltó que las pruebas e indagatorias fueron de tal solidez que aportaron la clave para la sentencia en contra del socio y representante legal de Kepler Soluciones Integrales S.C.

De acuerdo a Animal Político, el empresario admitió su responsabilidad, por lo que el juicio se resolvió en un procedimiento abreviado.

El empresario logró el beneficio de libertad condicional, pero permanecerá en prisión por estar vinculado a proceso en otra causa penal en el que se le acusa del desvío de 120 millones de pesos.

Germaín Lezama Cervantes fue detenido en junio pasado en el estado de Puebla por elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), quienes cumplimentaron una orden de aprehensión.