Agencia
SANTIAGO DE CHILE.- Una alerta recibida desde México fue el inicio de una operación internacional que terminó con el decomiso, por parte del Servicio Nacional de Aduanas chileno, de 11,340 litros de bebidas apócrifas transportado en 15 mil 120 botellas de tequila con falsa denominación de origen. 

En lo que va del 2017, México a través de 17 empresas productoras ha exportado 492,000 litros de tequila. El mercado chileno es el tercer destino con mayor consumo de tequila, del 2016 a noviembre del año en curso se exportaron 1.1 millones de litros. Desde el 2012 el tequila es reconocido como denominación de origen por parte de Chile, informó Mexicoxport.

También te puede interesar: Recibió su 'regalo' de Navidad; lo decomisa la policía

La bebida que intentó ser ingresado al país vía Valparaíso será destruida a la brevedad por orden judicial y cumpliendo con todos los estándares medioambientales necesarios para este tipo de mercancías.

De acuerdo a las reglas de denominación, el tequila es un destilado realizado completamente de agave y se produce en cinco estados mexicanos: Guanajuato, Michoacán, Nayarit, Tamaulipas y Jalisco. 

Las muestras del producto, que tenían como rotulación la marca Senda Real, fueron enviadas al Laboratorio Químico de Aduanas para ser examinados. Este análisis determinó que el líquido al interior de las botellas correspondía efectivamente a alcohol de agave. Sin embargo, no contaba con su denominación de origen, la cual es indicada con un registro numérico único para cada marca y trazable en la página del Consejo Regulador de Tequila, organización que verifica y certifica su autenticidad, informó Tele13.

“Se tienen que respetar las denominaciones de origen, el tequila es una de las más protegidas”

De acuerdo con Ramón González, Director General del Consejo Regulador del Tequila (CRT), el cargamento de 11,340 litros será el segundo volumen más grande que se ha destruido seguido de los 30,000 litros que fueron decomisados en la aduana de Hamburgo, Alemania durante el 2016. En los últimos 10 años se han destruido 3.3 millones de litros de bebidas ilegales.

“Se tienen que respetar las denominaciones de origen, el tequila es una de las más protegidas”, manifestó Ramón González.

Actualmente se mantienen bajo investigación 28 operaciones documentadas. Mientras que en los últimos ocho años se estima que las pérdidas suman más de un millón de dólares.