Agencia
CHINA.- Investigadores chinos dieron a conocer los resultados de una excavación que realizaron en una tumba, al parecer de un miembro de la Dinastía Tang, lo que supone uno de los más hallazgos más importantes de los últimos tiempos.

De acuerdo con El Debate, el mural de paisaje más antiguo de que se tenga noticia de la Dinastía Tang (618-907) de China fue desenterrado en la provincia de Shaanxi, noroeste del país, anunció el Instituto de Arqueología de Shaanxi.

También te puede interesar: Camionero daña milenarias Líneas de Nazca en Perú

El mural fue hallado en una tumba que se cree era de Li Daojian, un bisnieto del primer emperador de la Dinastía Tang, Li Yuan. La tumba de ladrillos de una sola cámara fue excavada en el distrito Fuping en 2017, indicó el instituto.

"Los arqueólogos pudieron identificar las fechas y al propietario de la tumba a partir de un epígrafe en la tumba, pese a que ésta ya había sido saqueada. 

Aunque algunos de los murales fueron afectados por inundaciones y robo, aún pueden observarse sus ricos patrones de diseño, dijo el decano adjunto del instituto Wang Xiaomeng.

La tumba se localiza cerca de Xi'an, que fue la capital de 13 dinastías chinas.