Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Guardia de seguridad de un centro comercial en China se percató que una joven mujer intentaba saltar desde el onceavo piso, por lo que trató de disuadirla de realizar esta acción, sin embargo, la mujer dio el salto; el policía intentó sostenerla pero fue aplastado por la misma joven, perdiendo la vida al instante.

El hecho ocurrió el pasado domingo en la ciudad china de Xian cuando la víctima, quien se desempeñaba como guardia de seguridad, quiso evitar una tragedia sin saber que también él moriría, informó El Debate. La mujer, a la que la víctima trató de salvar había saltado al vacío desde un decimoprimer piso.

También te puede interesar: Facebook ayudará a usuarios a prevenir suicidios

Cuando Li Guowu, empleado del centro comercial Century Golden Flower de Xian, observó a la mujer de pie en una ventana del edificio con las intenciones de suicidarse. Luego de intentar convencerla de que desistiera de su plan, sin embargo,  la mujer se lanzó al vacío. Guowu siguió la trayectoria de la mujer mientras caía para salvarla pero ambos murieron.

Las cámaras de seguridad del lugar grabaron el trágico momento que terminó en dos muertes.

"Cuando la mujer saltó del edificio, el guardia quedó aturdido por un segundo. Después reaccionó, y se preparó para sujetar a la mujer", afirman los investigadores.

Advertencia: El siguiente video puede herir la sensibilidad de algunas personas, se recomienda discreción.

Luego del trágico suceso, decenas de personas se reunieron en el lugar. Momentos después arribó el personal de emergencias, quienes confirmaron el deceso de las dos personas.

"Vi mucha sangre en el suelo, había una mujer de unos 20 o 30 años arrodillada en el suelo llorando", declaró una de las presentes, citó Actualidadrt.com.

Li, que era exmilitar, fue nominado póstumamente por sus empleadores para un premio otorgado por las autoridades locales a aquellos ciudadanos que protagonizan hechos heroicos. La compañía también ofreció a la familia del fallecido una compensación de 5.000 yuanes (unos 755 dólares). Li Guowu vivía con sus padres, ambos de 80 años, su hija de 6 y su mujer.