Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Habitantes de la ciudad de Mong Kik en Hong Kong, en China, se han conmocionado por la crueldad en que una madre terminó con la vida de su hija de 12 años, que después de matarla desmembró con un cuchillo su pequeño cuerpo.

Según el portal The Strarts Time, la mujer que fue identificada como señora Cao fue capturada por la policía, quien acudió a su domicilio por una denuncia de un vecino, quien acusó a Cao de no regresarle su teléfono celular que le prestó horas antes; encontrándose en interior de la vivienda una aterradora escena, había restos humanos por todas partes.

También te puede interesar: Investigan la muerte de bebé por golpes en Cozumel

El comandante adjunto del distrito Monh Kok, Chung Chin-ming informó que el macabro hallazgo lo efectuaron elementos de la policía, quienes al ingresar a la vivienda localizaron una cabeza humana y otros órganos en una bañera, así como otras 12 bolsas con restos humanos.

La presunta responsable del asesinato de la menor fue detenida, pero hasta el momento no ha efectuado su declaración, ya que no se encuentra en condiciones. "Tenemos que esperar a que su condición mejore antes de la investigación", expresó Chung Chin-ming.

La policía realiza la investigación correspondiente para esclarecer el crimen de la niña y al mismo tiempo inició con la búsqueda del padre.

Durante el proceso de investigación una vecina relató haber escuchado sonidos cortantes alrededor de las 3:00 horas del domingo. "Pensé que el sonido era de niños jugando con juguetes" expresó una vecina de apellido Tsui.

La autoridad descubrió el homicidio de la menor de manera accidental y fue por un vecino de nombre Lam, quien les pidió apoyo para recuperar su teléfono que le había prestado horas antes a Cao, que se lo solicitó con el argumento que llamaría a su esposo y se lo devolvería, pero eso jamás sucedió.

Los agentes arribaron al lugar para brindar ayuda a Lam, sin imaginar lo que estaban por descubrir, una escena aterradora.