Agencia
CHINA.- Cuando salió 'Nosedive' el tercer capítulo de la tercera temporada de Black Mirror sorprendió a la audiencia al plantear la idea de una sociedad basada en calificaciones personales que resultaban de la 'interacción' con otras personas a través de las redes sociales, indica el portal de noticias Excélsior en su sitio web.

El objetivo era tratar de alcanzar una buena calificación para ser catalogados como ciudadanos de 'clase alta', ya que de tener un puntaje bajo serían catologados automáticamente como de segunda clase, una especie de rechazados sociales a quienes se les sancionaba de muchas formas.

Aunque pensábamos que ese extremo jamás llegaría, China lo volvió a hacer. Desde octubre de 2017 el gobierno de dicho país dio a conocer un proyecto que se basaba en un sistema similar, recientemente reveló que la idea ya ha sido nombrada como 'Crédito Social' y en ella se encontrarán todas las calificaciones crediticias, financieras, sociales, políticas y legales.

De acuerdo con los creadores, el objetivo es delimitar e informar el nivel de confianza que posee una persona. Lo que hizo viral está noticia es que aquellos con bajo puntaje no tendrán acceso a aviones ni trenes, sin importar la necesidad de salir del país por alguna emergencia o cuestiones laborales.

De acuerdo con China Daily, contrario a lo que muchos podrían pensar, la mayoría de los ciudadanos chinos está de acuerdo con esta nueva medida, que se estima estará disponible para el año 2020.

Sin embargo, una de las personas que ha expresado su preocupación por la situación es Maya Wang, investigadora de la ONG sin fines de lucro 'Human Rights Watch.

Las autoridades del gobierno chino claramente esperan crear una realidad en la que la mezquindad burocrática pueda limitar significativamente los derechos de las persona.

También te puede interesar: Nombran a bebé como ‘Donald Trump’

Se dice que en la actualidad existen ocho compañías privadas que han creado bases de datos piloto para empezar a recopilar la información de los usuarios. Desde la recolecta de multas de tránsito hasta el pago impuntual de impuestos y compras físicas y en línea. 

El único beneficio que se le puede adjudicar a este sistema, es que los que tengan una calificación buena podrán alquilar bicicletas o coches sin tener que dejar un depósito, acceder a filas preferenciales en tiendas, bancos y hospitales. 

Aquí te dejamos una escena del episodio para que te des una idea a que nos referimos: