Agencia
MÉXICO.- Las Chivas dejaron escapar una oportunidad de recuperar la confianza y volver al triunfo, pero no pasaron del empate en casa ante los Tuzos.

Igualdad sin goles y eso que al final los de Hidalgo fallaron un penalti por conducto de Sagal. El Rebaño ya no pierde, pero sigue sin ganar. El campeonato se le escapa a los de Almeyda y el margen de maniobra se reduce cada día más.

También te puede interesar: Nao Kodaira rompe récord en PyeongChang 2018

Almeyda sorprendió con la alineación que mandó ante Pachuca. Cinco cambios con relación al empate del miércoles en Querétaro. Dejó en la banca a Pereira, ‘Chofis’ López, Isaac Brizuela y al joven Macías, mientras que al Chapo Sánchez ni a la banca lo llevó. Estos movimientos obedecen a la jornada doble y al viaje de media semana que tendrán a República Dominicana.

Pese a que el equipo tenía ausencias importantes el primer tiempo el rebaño mandó sobre la cancha, pero sin puntería y con Alfonso Blanco en modo leyenda, como Volpi el miércoles.

Pizarro tuvo un tiro al poste, después de una media vuelta, después un remate de cabeza que obligó al portero visitante a volar para evitar el gol.

Después Alan Pulido tuvo un tiro libre, pero al palo nuevamente y Pachuca se salvó.
La jugada polémica del primer tiempo fue un penalti a favor de Chivas que el árbitro Jorge Pérez Durán no consideró como falta, pero en la repetición es muy claro como el Dedos López le hace la falta al volante del Rebaño Sagrado.

Los Tuzos tuvieron dos aunque sin mucho peligro, un tiro de zurda del nipón Honda y otro disparó del juvenil Érick Sánchez, pero sin potencia ni colocación.

Con información del portal: La Afición/Milenio