Agencia
MÉXICO.- Visitar el infierno nunca ha sido tarea fácil para Chivas, más allá de que en esa cancha llegó un título de Liga en 2006, lo cierto es que cada ida al Nemesio Diez es de las más peligrosas de toda la Liga y más ahora que está en medio de una tormenta por el caso Alanís y su eventual partida del equipo.

El Rebaño Sagrado regresa a las canchas y la ilusión de más de 30 millones de aficionados se enciende, pero este torneo las llegadas y salidas del equipo no generan las ilusiones de antaño.

También te puede interesar: Chicharito: bajo rendimiento pone en riesgo su titularidad

Ahora ya no contará con tres elementos vitales en el título ante Tigres. José Juan Vázquez. Carlos Fierro y Alanís no están más con el equipo y solo hay una alta: Walter Gael Sandoval, porque Ronaldo Cisneros llega a ganarse un puesto y a sumar los minutos.

El once de Almeyda para esta tarde incluye a Rodolfo Cota en el arco, Jesús Sánchez, Hedgardo Marín, Jair Pereira y Edwin Hernández en la defensa; Michael Pérez y Orbelín Pineda en media cancha; Rodolfo Pizarro, Walter Gael Sandoval y Javier López al frente, y como eje de ataque Alan Pulido, para un 4-2-3-1.

Pulido es el que debe mejorar los números presentados el curso pasado donde solo participó en cuatro juegos y no marcó gol, Chivas andará bien en la medida de que Alan haga goles y gravite en favor del Rebaño. Debe tener una cuota de unos 10 goles para que anden los rojiblancos.

Otro que debe despuntar es Javier López, un volante zurdo como pocos en México, pero ya es hora de que brille de visita y la primera oportunidad de lucir en Toluca.

Con información del portal Milenio