Agencia
Ciudad de México.- Davos, Suiza. México pierde atractivo para los inversionistas globales, y sale del top 10 de los mercados más buscados, donde se encontraba el año pasado. Así lo revela la encuesta número 21 que levantó la consultoría de negocios PriceWaterhouseCoopers (PwC), informó El Economista.

De acuerdo con los resultados, tras ubicarse en el 2017 como el octavo mercado mundial más atractivo para invertir, bajó a la posición 13. Esto significa que hoy son más atractivos Brasil (quien ocupa el sitio 8); Canadá (puesto 9); Rusia (lugar 10); Australia (11) y Hong Kong (12).

La encuesta número 21 que divulga la consultoría lleva este año el título “Un optimismo ansioso a la esquina de la oficina”, destaca que en América Latina, los CEO consultados ubican entre los mayores riesgos para su desempeño la proliferación del populismo, y le siguen la inadecuada infraestructura básica, aumento de tasas impositivas, sobrerregulación y terrorismo.

Ubican a los líderes empresariales de la región entre los menos optimistas sobre el impacto de la globalización en reducir las brechas de ingreso.

También te puede interesar: México registra su tasa más alta de homicidios en décadas

De los directivos consultados, 57% cree que el crecimiento de la economía mundial mejorará.

Esta proporción resulta la más alta recogida en la encuesta desde el 2012, y contrasta con la del año pasado, cuando 52% tenía la misma percepción.

Además, destaca que sólo 5% de los CEO consultados considera que el desempeño mundial puede empeorar, lo que también es la proporción más baja de panelistas pesimistas en cinco años.

En los resultados de la muestra, PwC encontró “una renovada y sorprendente confianza de los CEO acerca de la economía mundial y el ambiente para hacer negocios para los próximos 12 meses”.

Los resultados de la encuesta fueron presentados por el CEO mundial de PwC, Bob Moritz, en el Foro de Davos, en su versión 48, quien advirtió que estos resultados son positivos en el corto plazo y acotó que los de más largo plazo se tienen que dividir por región, y confrontar con el contexto de la situación económica y los acuerdos que tienen con el mercado global.

En América del Norte, el sentimiento de los CEO sobre prospectos de inversión y ganancias es el más positivo, resultado del mejor ambiente para los negocios que están mostrando Estados Unidos y la administración Trump.

Cerca de dos terceras partes de los panelistas reportaron que confían en una expansión económica consistente y la mayoría dijo sentirse “muy confiado acerca del desempeño de sus compañías y de las ganancias que conseguirán”.

“La administración Trump pronegocios tiene una profunda agenda que ya inició con recortes en las tasas tributarias corporativas"

“La administración Trump pronegocios tiene una profunda agenda que ya inició con recortes en las tasas tributarias corporativas y la promoción de cambios en la regulación que están ayudando a acelerar uno de los mayores booms del mercado accionario en la historia, alimentando la confianza de los inversionistas y las probabilidades de que generen nuevos empleos”, refieren.

Citan al CEO de WPP, Sir Martin Sorell, para advertir que “con la victoria del presidente Trump en la reforma fiscal, podemos esperar que la economía de EU continuará creciendo en el corto plazo y hacia delante”.

Según la información recabada en la encuesta, 45% de los CEO consultados en América Latina tiene buenas expectativas para invertir y generar ganancias en la región.

Este porcentaje contrasta con 39% recogido el año pasado y se convierte en la segunda región con mayor optimismo sobre el contexto económico para sus negocios, detrás de América del Norte.

En otro apartado, destaca también un optimismo en niveles no vistos desde el 2012 para todas las regiones. Este es el caso para América Latina, donde 65% de los CEO consultados considera que la economía regional mejorará en el transcurso del año y ofrece un mejor panorama para sus negocios.

Una proporción que contrasta con 33% que tenía esta observación el año pasado que se queda como la más abundante entre las recabadas en las siete regiones: América del Norte, América Latina; Asia Pacífico, Oeste Europeo, Oriente Medio; Unión Europea y África.

En el apartado de la encuesta sobre incertidumbre económica para crecer, ubicaron a la sobrerregulación, terrorismo, incertidumbre política y ciberataques, como los mayores riesgos.

Este listado cambió respecto de los datos recabados en el 2017, cuando igual estaban encabezados por sobrerregulación, pero en la escala de temor le seguía incertidumbre de crecimiento económico, volatilidad cambiaria y oferta de trabajadores con habilidades.

Ahí mismo explican que en cada región recabaron distintos factores de riesgo.

En América del Norte, el riesgo que encabeza la lista es ciberterrorismo; mientras en el este europeo es también el populismo; en Asia Pacífico la oferta de trabajadores con habilidades y en el este asiático, la incertidumbre geopolítica.

Para la encuesta entrevistaron a 1,923 CEO de 85 países.