Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El número de casos de sarampión en Europa aumentó durante el primer semestre de 2018 y la enfermedad dejó al menos 37 muertos, informó el lunes la Organización Mundial de la Salud.

En 2017 se registraron 23 mil 927 casos, pero un año antes sólo hubo cinco mil 273.

La OMS dijo que la mitad de los más de 41 mil casos ocurrieron este año en Ucrania, donde insurgentes respaldados por Rusia han estado combatiendo contra el gobierno durante años en el oriente en un conflicto que ha dejado a más de 10.000 muertos.

Francia, Georgia, Grecia, Italia, Rusia y Serbia también tuvieron cada uno más de un millar casos en lo que va de este año.

También te puede interesar: Buscan reforzar medidas para evitar brote de sarampión

El sarampión, una de las enfermedades más contagiosas del mundo, es un virus que se contagia a través del medio ambiente cuando se tose o estornuda. Se puede prevenir con una vacuna que ha sido usada desde la década de los 1960, pero funcionarios de salud dicen que se necesitan índices de vacunación de al menos 95% para evitar epidemias.

El escepticismo a las vacunas sigue siendo alto en muchas partes de Europa debido a problemas de vacunación en el pasado.

El sarampión generalmente comienza con fiebre y también causa sarpullido en la cara y el cuello. Si bien la mayoría de la gente se recupera, el sarampión es una de las causas principales de muertes entre niños pequeños, de acuerdo con la OMS.

Italia ha presentado una nueva ley que requiere que los padres vacunen a sus niños en contra del sarampión y otras nueve enfermedades. Rumania también promulgó una medida parecida, que incluye fuertes multas para padres que no vacunen a sus hijos.

El lunes, la agencia de la ONU pidió una mejor supervisión de la enfermedad y los índices de vacunación para evitar que el sarampión se convierta en una epidemia.