Agencia
LOS ÁNGELES.- El alcalde de San Francisco, Ed Lee, el primer regidor asiático estadounidense de la ciudad y defensor de la urbe como santuario para inmigrantes, falleció este martes a los 65 años tras sufrir un ataque al corazón mientras se encontraba en un supermercado.

Según el canal CBS SF, Lee se hallaba en el supermercado Diamond Heights Safeway cuando sufrió un repentino infarto y fue trasladado de urgencia al Zuckerberg San Francisco Hospital, donde falleció poco después rodeado de familiares y amigos.

El regidor, cargo que ejercía desde el año 2011, era conocido por su defensa férrea de los inmigrantes y de la ciudad como santuario para este colectivo.

"Con profunda tristeza y terrible pena confirmamos que el alcalde Edwin M. Lee falleció. Nuestros pensamientos están con su esposa Anita, sus dos hijas, Brianna y Tania, y su familia", señaló un comunicado oficial.

También te puede interesar: Tropas rusas se retiran de Siria por orden de Putin

De acuerdo con Excelsior, el presidente de la Junta de Supervisores de San Francisco, London Breed, se convirtió en alcalde interino y planeaba una conferencia de prensa más tarde.

El súbito deceso dejó atónitos a políticos y personalidades de la ciudad, que lo alabaron.

"Estoy asombrado, no lo puedo creer. Apenas ayer estuve en conferencia de prensa con él ... y él estaba como siempre, amistoso, simpático, jocoso", dijo el senador estatal, Scott Wiener, a la emisora KTVU-TV.

No tenía la apariencia más estrafalaria del mundo, pero trabajaba arduamente y fue un honor trabajar con él".

La líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien vive en San Francisco, comentó que la experiencia de Lee le ayudó al servir a la ciudad.

"Conocía a San Francisco ciudad al detalle, a nivel granular, y se dedicó durante décadas a mejorar las vidas de todos los habitantes de San Francisco", explicó en un comunicado.

Casado y con dos hijas, era un abogado de derechos civiles que fue el administrador municipal antes de ser nombrado alcalde.

Era un activista por los pobres, aunque sus detractores dijeron que favorecía demasiado a Silicon Valley, mencionando su auspicio de una exención fiscal en el 2011 para Twitter como parte de la remodelación del centro de la ciudad.

Los precios de las viviendas se dispararon en San Francisco y Lee fue criticado por no hacer más para proveer viviendas accesibles para familias de bajos ingresos.

Durante el último año, se mostró profundamente en desacuerdo con las medidas migratorias impulsadas por el presidente Donald Trump.

La ciudad de San Francisco, bajo la alcaldía de Lee, se convirtió en referente moral entre las ciudades estadunidenses del movimiento Sanctuary City, en defensa de los inmigrantes sin papeles.