Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- ¿El Nuevo PRI? Pocos imaginarían al otrora partido más poderoso y hegemónico por más de 80 años en México desprenderse de su nombre con tal de tomar un nuevo rumbo.

De acuerdo con información del diario Vanguardia, cuando Enrique Peña Nieto hacía labores de candidato por la Presidencia de la República lo dijo, su partido no era lo que antes, incluso mencionó nombre de sus integrantes ejemplares, muchos que hoy en están en boca de todos.

También te puede interesar: Claudia Ruiz Massieu rinde protesta como presidenta del PRI

"La realidad es que la ciudadanía nos mandó un mensaje” respondió Ruiz Massieu a un medio nacional, después aseguró que todos los priistas fueron responsables del resultado en el proceso electoral por lo que todos sus miembros estarían obligados a realizar una reflexión y autocrítica para el futuro del partido.

"La realidad es que la ciudadanía nos mandó un mensaje”.

Aunque la nueva dirigente explícitamente aceptó que no realizaría una limpia de sus integrantes, sólo llamar a que, todos los que no deseen estar dentro del partido se retiren, y quien se quede, lo haga para reformarlo.

Entre los planes para el nuevo PRI estaría incluso, en palabras de su dirigente, convertirlo en un partido de centro izquierda, es decir con un componente social fuerte y más cercano a la democracia social.

Por último, de acuerdo a la entrevista, se le preguntó explícitamente si habría un nuevo nombre para el PRI, lo cual no fue descartado por quien aseguró, le tocará sentar las bases de la transformación del partido.

El pasado 18 de julio, al rendir protesta en el cargo, expuso que “como una de nuestras tareas inmediatas es imperativo definir qué oposición queremos y necesitamos ser en esta nueva realidad política”.

Ruiz Massieu reconoció que “los resultados del 1 de julio no se pueden cambiar, pero lo que sí está en sus manos es decidir cómo responderemos a esta nueva realidad”.

Destacó que, por eso, la primera pregunta que todos los priistas deben hacerse es si se conforman con administrar la inercia de lo que tienen o se atreven a conducir la reforma para lograr lo que quieren.

“Porque conozco la grandeza y el espíritu de nuestra militancia y conozco la historia de nuestro partido, no tengo la menor duda que la respuesta a este planteamiento será clara: vamos a levantarnos, vamos a renovarnos y vamos a fortalecernos”, aseguró.