Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Casi tres semanas después de haber llegado a México, Jérémy Ménez por fin saldrá a la banca en el partido que medirá al América frente al Atlas en el Estadio Azteca.

Su adaptación ha sido positiva, de acuerdo con Miguel Herrera, quien espera darle unos 30 minutos de juego al francés, con la intención de que tome ritmo de juego con el paso de las jornadas, informa el portal ESPN.

“Tanto Jérémy como Ibargüen ya están adaptados y está listo. Saldrán a la banca los dos y mientras agarren más fuerza física se acercarán a empezar los partidos”, expresó el entrenador en conferencia de prensa.

También te puede interesar: Nuevos refuerzos del América tienen problemas con…

El timonel de las Águilas destacó la manera en la que se han entrenado ambos jugadores a lo largo de los últimos días para que ahora estén listos para jugar. “Han entrenado muy bien los dos y estamos contentos, que estén listos como lo han demostrado en los entrenamientos”, expresó.

El periodo de pases sigue abierto y a pesar de que todavía existe una posibilidad para que se integre un jugador más, Herrera se mostró complacido por el trabajo de la directiva para reforzar el plantel. Su encomienda, asume, es ser campeón.

Fue difícil adaptarse a la altura 

“Es verdad que al principio hubo un problema con la altitud, las primeras tres semanas costaron para adaptarme, pero poco a poco voy mejor”, indicó Jérémy Ménez, quien acapara los reflectores en América y no siente ninguna presión ante triunfar en su nuevo club.

El francés asume su responsabilidad y su discurso no pasa por otra cosa que no sea ganar. Entiende que llegó para reforzar al equipo y buscar el campeonato y lo único que desea es devolver esa confianza a la directiva y responder a las expectativas de la afición.

“No tengo ninguna presión, al contrario, desde que llegué aquí vengo a ganar”, fueron las primeras palabras de Ménez en la conferencia de prensa de la presentación de los refuerzos americanistas.

El francés requirió de traductora para entender las preguntas y responder de la misma manera. Fue el más cuestionado en la conferencia de prensa y destacó su gusto por estar en México en una nueva aventura en su carrera.

“Estoy contento de estar aquí y ahora que se dé la oportunidad estoy listo para tomarla”, sostuvo, en referencia a los primeros minutos que vería en el campo este sábado cuando las Águilas reciban al Atlas.