Agencia
COLOMBIA.- Este domingo y con poca presencia de ciudadanos interesados en su propuesta, el partido político de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), nacido de esa antigua guerrilla, presentó su candidatura a las elecciones legislativas y presidenciales de este año. 

El acto fue en el popular barrio de Ciudad Bolívar, en el sur de Bogotá y es la primera reunión formal de la antigua guerrilla desde que dejaron las armas. El ex combatiente que se postula como presidente de Colombia es Rodrigo Londoño, conocido como “Timochenko”. Su compañera de fórmula es Imelda Daza, que estuvo exiliada del país durante 25 años. La pareja reivindica, como mensaje político central, la necesidad de dar voz a los más humildes, publicó El Clarín.

También te puede interesar: Las FARC piden perdón a víctimas del conflicto armado

Sólo consiguieron reunir a unas 200 personas, muchas de las cuales son ex combatientes, pese a que varios ómnibuses de transporte fueron dispuestos especialmente para la ocasión. El recinto estuvo fuertemente custodiado y delimitado, lo que generó el interés de decenas de vecinos curiosos que se acercaron a ver qué pasaba, en un barrio que carece de actividades culturales.

Como un indicio del escaso interés que provocaron entre los habitantes del barrio, la prensa colombiana citó el hecho de que rehusaron la invitación de miembros de las FARC a entrar y unirse al concierto con que dio inicio y concluyó el mitin. La inmensa mayoría prefirió quedarse en los alrededores.

Tras un concierto, fueron tomando la palabra varios de los líderes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria de Colombia, nombre que ha adoptado el partido y que mantiene las siglas de la ex guerrilla, hasta que se subió al escenario el candidato presidencial, "Timochenko".

Antes, había tomado la palabra el número dos de la FARC y cabeza al Senado, Iván Márquez, que antes de entrar en la guerrilla era conocido como Luciano Marín. Márquez pidió votar por la antigua guerrilla en las próximas elecciones para poner fin a la corrupción que considera que "está chupando hasta el alma" del país.

Entre los asistentes al acto, la esperanza de obtener una victoria en las urnas era baja, como reconoció a Jerson Pedraza, excombatiente de las FARC. Con todo, reconoció que en este primer desafío electoral "no van a llegar muy lejos", pero estimó que les servirá para darse "a conocer ante el resto del pueblo". Su primera aparición en la liza electoral será con las elecciones legislativas del 11 de marzo, en las que tienen garantizados 10 escaños sin importar su resultado.