Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Tratar la depresión no ha sido tarea sencilla, pues algunos pacientes presentan síntomas cada vez más severos. Recién se encontró que la psilocibina, un fármaco utilizado en el tratamiento del padecimiento se encuentra en las setas alucinógenas, que son hongos comestibles.

Al ingerir la psilocibina, se ha logrado reducir los síntomas de depresión severa en pacientes que usualmente no reaccionaban a tratamientos tradicionales. Los investigadores del Imperial College de Londres descubrieron que este fármaco restablece la actividad de los circuitos cerebrales claves implicados en la depresión, informa Muy Interesante.

También te puede interesar: ¿Conoces el síndrome del 'patito feo'?

Se le administró una dosis de psilocibina a 20 voluntarios, todos ellos sintieron una mejora en el estado de ánimo y disminución de estrés. Se tomaron fotografías cerebrales de los participantes antes y después del tratamiento;  las imágenes muestran una reducción de flujo sanguíneo en la amígdala que está relacionada con el procesamiento del miedo y el estrés.

Los investigadores concluyeron que los efectos psicodélicos de las setas podían cerrar las redes cerebrales asociadas con el comportamiento depresivo y aunque estos resultados siguen siendo parte de una terapia experimental, es posible que se haya encontrado una nueva solución para estos fuertes padecimientos.