Agencia
TURQUÍA.- Un tribunal de Turquía ha condenado a penas de cárcel a 25 periodistas por sus presuntos lazos con el clérigo islamista Fetulá Gulen, al que Ankara acusa de estar detrás del intento de golpe de Estado de julio de 2016.

"Si expresar oposición es un crimen en este país, entonces soy culpable"

De acuerdo con información del portal de noticias Europa Press, los periodistas, sentenciados a penas de entre 25 meses y siete años y medio de cárcel, trabajaban principalmente para medios de comunicación cerrados por las autoridades desde la asonada, según ha informado el portal local de noticias Turkish Minute.

Uno de los periodistas condenados, Atilla Tas, ha dicho antes del veredicto que "respetaría" la decisión. "He dicho todo el rato que tengo fe en la justicia, siempre he creído en ella", ha manifestado.

"No hice otra cosa que oponerme (al Gobierno). Si expresar oposición es un crimen en este país, entonces soy culpable", ha subrayado. Tas, que se encontraba en libertad desde octubre tras pasar más de 400 días encarcelado, ha sido condenado a tres años y un mes de cárcel.

También te puede interesar: Critican al presidente de Turquía por hacer llorar a niña (video)

El fallo ha llegado horas después de la detención de 32 militares y 33 civiles --entre ellas una sobrina de Gulen-- en el marco de las operaciones contra los sospechosos de pertenecer a la organización que encabeza el clérigo islamista.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y Gulen eran aliados políticos hasta que la Policía y la Fiscalía, supuestos simpatizantes de Gulen, según el Gobierno turco, abrieron una investigación sobre corrupción en 2013 contra varios altos cargos del Ejecutivo.

Entonces, el mandatario turco acusó al clérigo de conspirar y erigir un Estado paralelo para derrocar al Gobierno con ayuda de la Policía y medios simpatizantes.

Más de 50 mil personas han sido encarceladas y más de 150 mil han sido cesadas o suspendidas de empleo y sueldo desde la intentona golpista. Los críticos acusan a Erdogan de usar la asonada como pretexto para aplastar a sus opositores.