Agencia
CANCÚN, Q. Roo.- Melina enfrentó un trato discriminatorio al buscar empleo por ser talla extra, decidió trabajar para ayudar, y fundó la empresa de ropa Generator que acerca a una visión de moda y belleza fuera de estereotipos.

Para ingresar a su último trabajo como empleada de una compañía turística, Melina Alarconi enfrentó un trato discriminatorio por ser talla extra: 48, informó Vanguardia MX.

La persona que la entrevistó para conseguir el puesto de asistente de dirección, en una empresa de marketing turístico en Cancún, Quintana Roo, la miró despectivamente por su sobrepeso y su ropa.

También te puede interesar: Muere el cantante Jorge Valenzuela en un aparatoso accidente

The Curvy Fest se realizará el próximo 28 de septiembre, en Cancún, Quintana Roo

Antes de irse con pena de la entrevista, Melina decidió enfrentar la situación, “le dije: mi currículum es muy bueno, y a mí me gustaría que te enfocaras en ver mi capacidad”.

“Perdón, pero la verdad buscamos a una persona con buena presentación”, le contestó quien la entrevistó.

“¿Qué es una buena presentación?”, cuestionó Melina. Tres días después, sin embargo, la llamaron de la empresa para contratarla. Le dijeron que tras comprobar sus habilidades había sido seleccionada.

Melina, sin embargo, desde ese momento entendió que la discriminación por su figura era un obstáculo que enfrentaban demasiadas mujeres en México, y decidió trabajar para ayudar.

Desde 2012, Melina fundó la empresa de ropa en talla plus Generose. Ofrece tallas de la 36 a la 56.

En México, 7 de cada 10 personas sufre algún tipo de discriminación, y según advirtió Conapred, este problema “es la principal causa del incremento de la desigualdad y el retraso del desarrollo económico y democrático del país”. Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que la misma cantidad de mexicanos son considerados obesos, y se invierten más de 101 millones de pesos para intentar combatirla, los programas no han sido exitosos.

Lo que creen acerca de las personas gordas son prejuicios. No estamos enfermos. Y si la obesidad en sí es considerada una enfermedad, si yo estuviese enferma, a nadie le compete más que a mi médico y a mí. Vamos a equipararlo a cualquier otra persona que tuviera otra condición: a los enfermos no se les debe discriminar”, dijo Melina.

El pasado mes de junio, Melina leyó en Twitter la opinión de la editora de una revista mexicana, con un doctorado en Lingüística quien se refirió a las modelos de talla grande de la siguiente manera:

“Una cosa es amar tu cuerpo y otra ser una gorda diabética, tragamacdonals en peligro de muerte”, decía el mensaje en redes.

“No asumas que porque yo tengo sobrepeso tengo diabetes. No es una enfermedad exclusiva de la obesidad. Te puede poner en riesgo, pero no es exclusivo por estar gordo”, comentó la empresaria que ahora tiene 42 años, y goza de buena salud.

“Dicen que el proyecto de llevar a cabo la ropa de talla extra es una forma de promocionar la obesidad, discúlpenme, pero México tiene años siendo el país número uno en obesidad de Latinoamérica. Si no se produce ropa plus size, ¿qué es lo que esperan, que andemos desnudas por la calle?”, cuestionó.

Un desfile para las curvas de las mexicanas 

Para llegar a más mexicanas, y acercarlas a su visión de la moda y belleza fuera de los estereotipos, Melina en conjunto con Gwen DeVoe, ex modelo independiente, mentora de jóvenes modelos en la industria plus size, y creadora de Full Figured Fashion Week en Nueva York , así como otras mujeres con historias de éxito a nivel internacional, organizaran y participaran en una pasarela feminista profesional que dará espacio a las tallas grandes: The Curvy Fest, que se realizará el próximo 28 de septiembre en Cancún, Quintana Roo.

Melina explicó que, a través de sus experiencias compartidas en conferencias y talleres de arte, danza y diseño, buscan crear un espacio de aceptación y reeducar la relación de las mujeres y su cuerpo. Por el momento, buscarán a las modelos del evento en tres ciudades del país: Quintana Roo, Guadalajara y CDMX a través de castings que comenzarán el 13 de julio.

La invitación está abierta en el portal del festival para hombres y mujeres aspirantes a modelos curvilíneas, con tallas de la 34 en adelante.