Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Sabemos que San Valentín puede ser un día difícil y complicado por todas aquellas parejas que aparecen por la calle derramando miel, pero estar soltera no tiene que ser un impedimento para disfrutar del día de los enamorados, por esa razón queremos darte algunos consejos:

Hazte un regalo

No esperes que alguien te dé un obsequio. Consiéntete tú misma. Ve a un spa, al restaurante que tanto te gusta o cómprate esa chamarra que viste el otro día.

Organiza una fiesta de solteros

Reúnete con tus amigos (solteros) y organicen una fiesta, en una de esas, terminas conociendo a alguien especial.

También te puede interesar: Demuéstrale cuánto lo (a) amas, te decimos que regalarle

Sal con tus amigas

Además de ser el día de los enamorados, el 14 de febrero también es el día de la amistad, así que ponte de acuerdo con tus amigas y vayan al cine, a comer, a cenar o simplemente a tomar un café, el punto es que pasen un momento agradable.

Intercambio de regalos

Organiza un intercambio de regalos con tus amigos, no importa si están solteros o tienen pareja, lo importante es que cada uno reciba un lindo detalle ese día.

Maratón de películas

Si de plano no quieres hacer nada de lo anterior, entonces compra una bolsa de palomitas, un refresco y disfruta de un maratón de películas en tu casa.

¿Quiénes son más felices los solteros o los casados?

De acuerdo con RT, los investigadores analizaron los datos de dos encuestas previas llevadas a cabo en el Reino Unido en los años 1991-2009 y 2011-2013 que involucraron a más de 350.000 sujetos. En general, encontraron que las personas casadas estaban más satisfechas con la vida que los solteros. Asimismo, los que vivían en pareja pero no estaban casados mostraban niveles de satisfacción parecidos a los que habían contraido nupcias.

stos resultados se producían no solo en aquellos que estaban en los primeros años de su relación, sino también en los adultos que tenían más experiencia de vida matrimonial, señalan los investigadores. Además, destacan que las personas para las que sus parejas eran también sus mejores amigos mostraban incluso un mayor nivel de felicidad.

 "Incluso después de años de matrimonio, los casados se muestran aún más satisfechos" que los solteros, afirmó John Helliwell, uno de los autores del trabajo, que añadió que "los beneficios del matrimonio son mucho mayores para aquellos que también consideran a su cónyuge como su mejor amigo".