Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Que tu hijo llegue a comer saludable no es fácil. Los niños deben probar de todo para que su crecimiento sea adecuado, sin embargo, numerosos estudios sobre la correcta nutrición son alarmantes debido a las cifras de obesidad infantil.

En países donde la dieta mediterránea ha sido la bandera de la alimentación de la población durante años, el 90 por ciento de los niños de uno a tres años consume más del doble de las proteínas recomendadas, informa Milenio.

La ingesta media de proteínas es cuatro veces superior a lo recomendado y se debe al consumo de alimentos no adaptados a la edad infantil, como la leche de vaca y la ingesta de carne que sobrepasa las cantidades recomendadas para su edad.

También te puede interesar: ¿Pierdes la paciencia con tus hijos? ¡Lee esto!

Este consumo excesivo de proteínas aumenta el riesgo del desarrollo de obesidad o enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, el infarto de miocardio o el ictus, ya que el 39 por ciento de los niños de uno a dos años y 53 por ciento de los de dos a tres años está por encima  de los 500 miligramos diarios del consumo recomendado de leche y lácteos.

Aunque este alimento es indispensable, introducir demasiado pronto la leche de vaca en su alimentación puede crear problemas digestivos e impedir una correcta absorción de todos sus nutrientes o la famosa intolerancia a la lactosa.

Cubrir de manera específica sus necesidades nutricionales en relación a su edad es de suma importancia para su desarrollo. De nada sirve decirles que tienen que comer verduras si no ven reflejados los hábitos nutricionales que se les debe inculcar en casa.