Agencia
COREA DEL SUR.- La participación de las patinadoras en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang ha tenido gran alcance en redes sociales, pero no sólo por su desempeño, sino por su vestimenta y accidentes relacionados con ella.

Uno de los ejemplos fueron los trajes de las patinadoras de Estados Unidos, por tener un rombo situado justo en la entrepierna de las deportistas, y que ha causado polémica en los Olímpicos, informó el portal RT.

El diseño del traje para la competencia hace especial énfasis en la zona genital de las atletas, lo que ha sido criticado masivamente por los usuarios de Reddit, uno de los portales de entretenimiento más populares del mundo.

También te puede interesar: Así se escucha 'Cucurrucucú Paloma' en los Juegos Olímpicos

"¿Quién diablos lo hizo y por qué?", se preguntó con indignación uno de los internautas en la publicación que dio a conocer el uniforme, que se ha hecho viral.

Muchos comentaron que la inserción de tejido de diferente color justo en esa zona del cuerpo había sido desafortunada.

"Mi hijo entró oficialmente a la etapa de la pubertad anoche, mirando a las patinadoras", bromeó otro de los usuarios de Reddit, para sugerir que el diseño del uniforme había sido concebido adrede para "excitar" a la población masculina; otros opinaron que esa polémica modificación tenía el objetivo de "distraer a los jueces".

Aunque algunos argumentaron que las patinadoras pudieron negarse a utilizar el traje por ser "humillante", la mayoría consideró que simplemente fueron víctimas de una situación sobre la que no tienen control porque, más allá de la ropa que usen, su objetivo es participar en la cita más importante del deporte invernal, que se celebra en Corea del Sur hasta el próximo 25 de febrero.

Otro de los temas polémicos en redes ha sido la participación de la francesa Gabriella Papadakis, quien se clasificó como segunda en el programa corto de danza pese a un percance con su vestuario, informó el portal ABC.

La patinadora francesa, Gabriella Papadakis vivió “su peor pesadilla” durante el programa corto de la prueba de danza tras la rotura de su vestido en los primeros instantes de la actuación, un percance que, sin embargo, no le impidió alcanzar la segunda plaza junto a su compañero Guillaume Cizeron y optar a las medallas.

“Fue una gran distracción, mi peor pesadilla ocurrió en los Juegos Olímpicos”, se lamentó Papadakis tras la actuación, en la que la parte superior de su vestido se desprendió y dejó al descubierto su pecho, esto la obligó a estar más atenta a sujetar la prenda que a la propia actuación.

“Sucedió en los primeros segundos del programa, me dije que no tenía otra opción que continuar”.

La pareja francesa terminó con 81,93 puntos, a dos segundos de los canadienses Tessa Virtue y Scott Moir, que con 83,67 puntos batieron el récord del mundo en este programa corto.

“Es frustrante perder puntos por un problema de vestuario, no es algo que puedas preparar en un entrenamiento, pero estoy orgullosa de haber salido de esta manera de esa dificultad”, concluyó Papadakis.