Agencia
Rusia.- Conor McGregor nunca pasa desapercibido. La estrella de UFC fue un invitado de honor del presidente ruso Vladimir Putin para presenciar la final del Mundial entre Francia y Croacia desde el sector vip del estadio Luzhniki. En sus redes sociales, publicó imágenes de su visita al país anfitrión de la Copa del Mundo que despertaron severas críticas en sus seguidores.

Hay una foto en la que cierra el puño izquierdo y con el brazo derecho abraza a Putin, quien sonríe. Esa lleva por título "dos presidentes" en una de sus cuentas de Instagram. En la personal, acompañó la foto con una declaración: "Fui invitado a la final de la Copa Mundial como invitado del presidente ruso Vladimir Putin. Este hombre es uno de los mejores líderes de nuestros tiempos. Hoy fue un honor para mí, señor Putin. Gracias y felicitaciones por una asombrosa Copa del Mundo", informa el portal Infobae.

También te puede interesar: Jugador surcoreano podría librarse del servicio militar

La definición de Putin como "uno de los mejores líderes de nuestros tiempos", inspiró el reproche y el malestar de muchos de sus fanáticos. Hay quienes le aconsejaron simplemente que se eduque, otro le dedicó una descripción: "Una publicación ignorante por parte de un hombre que intenta demostrar su valía en el mundo. En definitiva sos solo un atleta que ganó millones. No sos un embajador global. No estás haciendo un cambio positivo para nadie más que para vos mismo. Putin ha ordenado más muertes. Quédate con lo que sabés hacer, Conor, entretenernos".

"¿Gran líder? Te dieron demasiados golpes en la cabeza. Dijeron que luego de pelear contra Mayweather estabas terminado. Disfrutá de tu jubilación", le respondió uno de sus seguidores. "No me gusta un líder con sangre en sus manos. Él ocupó Georgia, Ucrania… no seas ciego", le reclamó otro.

Más allá de los elogios de McGregor a Putín y de las críticas recibidas, el luchador de artes marciales mixtas fue noticia en los últimos tiempos por dos hechos antagónicos. Cumplió 30 años el sábado 14 de julio y lo festejó con la noticia de que será padre por segunda vez. Y a su vez, se presentó en la justicia para prestar declaraciones sobre la acusación por tres cargos de agresión y uno de conducta criminal.