Agencia
ROMA.- El hijo del futbolista portugués Cristiano Ronaldo, causó sensación el pasado domingo en Italia tras marcar cuatro goles en su debut con los juveniles del Juventus, en un momento en el que CR7 afronta las primeras críticas por no ver puerta con el conjunto turinés.

De acuerdo a Sin Embargo, Cristiano Júnior, quien participa en la categoría “Pulcini” del Juventus, fue el gran protagonista del triunfo 5-1 del Juventus contra el Lucento, en un encuentro de siete contra siete.

 El hijo del astro, quien lució la camiseta número 7, dígito con el que hizo historia su padre, en su primer partido con el Juventus marcó dos goles en la primera mitad y otros dos en la segunda, además de revelar su gran habilidad en el balompié.

También te puede interesar: Conoce a los candidatos al premio 'The Best' de la FIFA

Los medios italianos elogiaron el impacto del primer hijo de Ronaldo en su nuevo equipo y destacaron el cariño con el que el resto de sus compañeros le han recibido.

Esta situación se produce en un momento en el que CR7, sigue sin poder estrenar su cuenta goleadora con el conjunto del Juventus, mismo que pagó 112 millones de euros este verano al Real Madrid para su traspaso.

El portugués disputó el sábado contra el Parma su tercer partido oficial con el Juventus, pero no logró crear grandes peligros en zona ofensiva y solo se acercó al gol con un cabezazo que terminó fuera de la portería.

A pesar del triunfo por 2-1 del Juventus, decidido por los goles del croata Mario Mandzukic y del francés Blaise Matuidi, el luso recibió este domingo las primeras críticas por su rendimiento.

Al concluir el partido de Parma, el técnico del Juventus, Massimiliano Allegri, consideró que Cristiano “debe estar sereno porque va a marcar mucho” con la camiseta “bianconera”.

“En el fútbol italiano hay dificultades distintas y este es un momento en el que el balón le rebota mal por delante o sale por poco”, opinó en declaraciones difundidas por el Juventus.

El portugués,  no participará en los duelos de su selección contra Croacia e Italia, se quedará en el centro deportivo de la Continassa (Turín, norte) para continuar trabajando y alcanzar su mejor forma.