Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Cruz Azul está a tres puntos y a cinco Rosarios de terminar con su racha negativa de seis torneos consecutivos sin Liguilla, por lo que la última jornada del Apertura 2017 de la Liga MX será definitiva en sus aspiraciones.

De acuerdo con Notimex, el cuadro celeste tiene amplias posibilidades de meterse a la “fiesta grande” y acabar con esa malaria de ausencias en Liguilla, todo lo que necesita es vencer en ese último cotejo a Tiburones Rojos de Veracruz, al que también le urge ganar.

También te puede interesar: Cruz Azul vence 2-1 a Monarcas

Así, un triunfo, y si es por goleada mejor para un posible criterio de desempate en ese sentido, le daría la posibilidad de estar en una siguiente ronda después de tres años de fracasos y más cuando ya se daba como un hecho esa posibilidad.

Baste recordar que en el Clausura 2017 estuvo cerca de calificar, pero un empate contra Tuzos de Pachuca, con un gol del portero Óscar Pérez en el minuto 90 del último partido, terminó de manera abrupta con el sueño.

Ahora, está en las mismas condiciones, pero la “ventaja” es que se medirá con un Tiburones Rojos que no termina de levantar, además de que estará en casa con toda su fiel afición, que le apoya en las buenas y en las malas.

En contra tiene que también depende de que los otros equipos que buscan su boleto a la siguiente ronda, como Rojinegros del Atlas, Rayos del Necaxa, Diablos Rojos de Toluca e incluso Monarcas Morelia y hasta el América, no ganen su partido.