Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- A tres años de la reanudación de la participación de México en Operaciones de Mantenimiento de la Paz en la ONU, por primera vez cuatro mujeres militares se incorporaron en operaciones de los Cascos Azules.

Las militares participaron en misiones políticas de observación y verificación en Colombia y Sahara Occidental, de acuerdo con un informe de la Secretaría de Relaciones Exteriores enviado a la Comisión Permanente.

También te puede interesar: México reprueba caso de niños migrantes enjaulados ante la ONU

Según el reporte, también es la primera ocasión en la que participan elementos de la Policía Federal.

El trabajo de los efectivos mexicanos ocurrió en un marco de seguridad y sin incidencias, según el documento enviado a distintos jefes y generales del Ejército, la Secretaría de Marina y el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales.

"Participará en nuevos despliegues en República Centroafricana y Malí".

Cancillería informó que México participará en nuevos despliegues en República Centroafricana y Malí este año.

La participación de México ratifica su posición de actor con responsabilidad global y ofrece a las fuerzas armadas y a la policía federal beneficios tangibles en materia de defensa, observación militar y planeación de operaciones.

Cada día, el personal militar de las Naciones Unidas, procedente de más de 110 países, patrulla y garantiza la seguridad vital y la estabilidad en nuestras misiones en todo el mundo.

Trabaja junto con la policía y sus colaboradores civiles para proteger el personal y los bienes, mantener una estrecha cooperación con otras entidades militares en la zona de la misión y promover la estabilidad y la seguridad.

Las Naciones Unidas despliegan personal militar para operaciones de mantenimiento de la paz desde 1948, año en que el Consejo de Seguridad autorizó el despliegue de observadores militares en el Oriente Medio para vigilar el cumplimiento del Acuerdo de Armisticio entre Israel y sus vecinos árabes.