Agencia
Inglaterra.- Un gato normalmente vive entre 12 y 15 años, pero esa edad Rubble la dejó atrás hace mucho tiempo, ya que acaba de cumplir los 30 y tuvo un digno festejo.

Este felino Maine Coon fue adoptado cuando tenía apenas unos meses por Michele Heritage en Inglaterra, cuando ella tenía 20 años y recién había dejado la casa de sus padres, por lo que pensó que sería una buena compañía. Eso fue en 1988, informa el portal 24 Horas.

“Era parte de una camada de gatos que tenía un amigo de mi hermana. Yo acababa de irme de casa y me pareció una buena idea adoptarlo como compañía”, contó la mujer a SWNS.

También te puede interesar: 'Gato musculoso' sorprende a los usuarios de Twitter

Rubble siempre ha vivido junto a su dueña, quien se ha dedicado toda su vida a cuidar de su mascota. “Siempre tiene mi atención. Lo crío como si fuese un niño. Nunca tuve hijos humanos, así que él y mis otros gatos ocuparon ese lugar”, contó.

Según Michele los cuidados y el amor son los que le han alargado la vida a Rubble, quien salvo por un problema de presión arterial por el que toma medicamentos goza de perfecta salud.

Si bien podría ser un candidato al Récord Guiness del gato más longevo del mundo, Heritage dijo que no creía que postulara al titulo, ya que a su edad no le gustaría que sea expuesto de esa manera.

"Todavía le queda mucha vida, pero no creo que pasemos por la ruta del Récord Guinness, ya que no estoy segura de que le gustaría que vinieran muchas personas a verlo o que se haga un escándalo por él. Él es viejo ahora y no quisiera ser molestado. Preferiríamos que lo dejaran solo para vivir su vejez en paz”, afirmó.

El récord Guinnes al gato más viejo del mundo lo tiene un felino llamado Creme Puff, el que murió a los 38 años y tres días el año 2005.