Agencia
Ciudad de México.- México es un país mágico, bien lo decía Gabriel García Márquez, pues por costumbres y tradiciones muchas veces cargamos de significados cosas o hechos que en realidad no lo tienen.

Así es, en nuestro país a las abuelas les duele el pecho porque tienen un mal presentimiento o se nos pone la piel de gallina, porque acaba de pasar un espíritu junto a nosotros. Sin embargo, esas son algunas creencias que tienen fundamentos científicos, esta vez hablaremos del escalofrío (“piel de gallina” o “piel chinita”).

¿Por qué el cuerpo reacciona con escalofrío?

Los escalofríos son una reacción regulada por el sistema nervioso autónomo y están relacionados con el estrés, de acuerdo con Hugo Sánchez Castillo, profesor de la Facultad de Psicología de la UNAM.

También te puede interesar: ¿Tienes estos síntomas o tu piel luce así? ¡Es un hongo!

Dijo que cuando una persona pasa por algún evento que parece ser peligroso, aparecen reacciones asociadas a esta situación, las cuales desencadenan una movilización de energía para producir un efecto explosivo.

Dentro de estos eventos aparece el escalofrío que bien puede ser saludable o negativo. El académico explicó que por esta razón es difícil situarlo en algún contexto patológico.

Sobre el escalofrío

- Es una respuesta del organismo que se manifiesta como una especie de hormigueo que recorre el cuerpo y la piel.
- El cuerpo tiene una serie de receptores que reaccionan a la vibración, y cuando se genera la movilización de energía, contracciones musculares y piloerección en conjunto, provocan una estimulación que detecta la piel y se siente como un recorrido.
- La sensación descrita en el punto pasado puede darse por un estímulo negativo o positivo.
- El escalofrío es parte de una reacción del sistema nervioso central para producir una acción adaptativa del cuerpo.
- Estudios han tratado de averiguar la relevancia del escalofrío y tal parece que es un componente que prepara al organismo para una respuesta global, ya sea de lucha o huida.