Agencia
Taiwán.- Un tribunal de distrito de la ciudad de Taichung (Taiwán), sentenció este lunes a cadena perpetua a un hombre de 48 años que confesó haber matado a su hermano, y haberle robado su documento nacional de identidad con objeto de evitar ingresar en la prisión por unas deudas.

Según informa Focus Taiwan, la empresa que dirigía el individuo protagonista de la historia —de apellido Lin— entró en quiebra y ello le valió verse envuelto en diversos litigios. Para evitar ir a la prisión, al homicida no se le ocurrió otra cosa que matar a su hermano y apropiarse de su documento nacional de identidad como medida desesperada, informa el portal RT Noticias.

También te puede interesar: Sentencian a ladrón por ‘matar de un susto’ a su víctima

El pasado 1 de junio, Lin emborrachó a su hermano, tras lo cual lo mató, le cortó las manos y quemó su cuerpo. Para tratar de confundir a la Policía, Lin dejó su propio permiso de conducir en el lugar de los hechos.

También ha trascendido que la propia madre del homicida le ayudó a solicitar documentación personal en nombre de su fallecido hermano.

Sobre Lin pesaban cargos de asesinato y fraude, lo que le ha costado la cadena perpetua. Por su parte, su madre ha sido condenada a tres meses de cárcel por falsificación, que podrían quedarse en una multa de 3 mil dólares (90 mil dólares taiwaneses).

En julio pasado, nn hombre provocó un incendio matando a su esposa, a su hijo y a sus suegros, todos de origen español.

Los hechos ocurrieron en Pau, en un bloque de viviendas que se ha acabó convirtiendo en una pesadilla. El hombre asesinó a cuatro personas, entre ellos su hijo, de tan solo cuatro años de edad. Después prendió fuego a la casa y se suicidó.