Agencia
SAN LUIS POTOSÍ.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró un jaguar -panthera onca- que habitaba como mascota en un domicilio de San Luis Potosí, debido a que sus propietarios no contaban con los permisos necesarios, informa Excélsior.

En atención a una denuncia ciudadana, personal de la delegación federal de la Profepa acudió al lugar, donde constató que tenían como mascota al felino macho, de nombre “Kaín”, de aproximadamente un año y dos meses de edad.

También te puede interesar: Peligra la vida del jaguar en México

El jaguar se encuentra listado en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de Peligro de Extinción (P).

Los trabajadores de la dependencia federal detectaron que los propietarios no tenían el registro del animal ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), ni el plan de manejo del jaguar.

Ante dichas omisiones, la procuraduría aseguró momentáneamente al felino y lo trasladó al Gran Santuario Mexicano Jaguar Negro Tigre Blanco, donde vivirá mientras se resuelve el procedimiento administrativo correspondiente.

Vale recalcar que el plan de manejo es un documento técnico sujeto a aprobación de la Semarnat, que describe el programa de actividades para el cuidado de especies silvestres, además de establecer metas e indicadores de éxito en función del hábitat y las poblaciones.