Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El año pasado, 43.9 por ciento de las empresas a nivel nacional fue víctima de por lo menos un delito, ya sea de alto o bajo impacto, aseguró la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Al presentar los indicadores DataCoparmex, la asesora económica Viridiana Ríos dijo que entre los ilícitos que más afectan a las empresas están extorsión, robo, homicidio, secuestro, fraude, daño a las instalaciones, delito informático y cobro de piso.

También te puede interesar:  Bebé muere tras atragantarse mientras comía en guardería

El presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos Walther, dijo que hay preocupación del gremio empresarial de que estos delitos continúen al alza.

"Estamos muy preocupados por la fragilidad del estado de derecho, hay fenómenos crecientes de inseguridad e impunidad", subrayó.

El año pasado sólo se denunciaron 10.5% de los delitos, y para los cuales el Ministerio Público inició averiguación previa o carpeta de investigación en 59.6% de los casos...

Sobre el indicador de Dinero Prófugo, el dirigente empresarial dijo que hay 21 mil millones de pesos de la cuenta pública 2016 de dinero entregado a gobiernos estatales que no han sido justificados.

Señaló que la Auditoría Superior de la Federación hizo las observaciones, pero ese dinero aún está desaparecido.

El año pasado sólo se denunciaron 10.5% de los delitos, y para los cuales el Ministerio Público inició averiguación previa o carpeta de investigación en 59.6% de los casos.

Se inició averiguación previa en 6.3% del total de los delitos. Lo anterior representa 93.7% de delitos donde no hubo denuncia o no se inició averiguación previa.

En este sentido, la Envipe permite estimar que la cifra negra (nivel de delitos no denunciados o que no derivaron en averiguación previa) a nivel nacional en el 2015 fue de 93.7%, lo que implica un incremento respecto de la estimación de 92.8% en el 2014 , acota.

Delitos y extorsiones 

Añade que los principales motivos que llevaron a la población víctima de un delito a no denunciar fueron circunstancias atribuibles a la autoridad, tales como considerar la denuncia como pérdida de tiempo (33%) y la desconfianza en la autoridad (16.6 por ciento).

Entre las causas atribuibles a la autoridad se entiende el miedo a que lo extorsionaran, pérdida de tiempo, trámites largos y difíciles, desconfianza en la autoridad o por actitud hostil de la misma.

Otras causas por las que la gente no denunció fue por miedo al agresor, delito de poca importancia o no tenía pruebas.

Con información del portal de noticias Milenio