Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La falta y el desorden en la distribución de los recursos públicos para atender a los adultos mayores y el desinterés por la especialización de los médicos egresados son los principales problemas con los que se enfrenta actualmente ese sector de la población en Yucatán, informó Luis Miguel Gutiérrez Robledo, director del Instituto Nacional de Geriatría (Inger).

El funcionario inauguró el primer congreso Anáhuac Mayab interdisciplinario de Salud con su ponencia “Situación actual del adulto mayor” y recordó que en 2016 la Auditoría Superior de la Federación (ASF) hizo una evaluación de la política pública en envejecimiento, el resultado es que no existe ninguna, a pesar de que en el sector salud trabaja en ello, pero no las realizan de manera concreta; además los programas sociales que existen no son supervisados y no cuentan con reglas de operación claras para verificar a dónde se destina los recursos públicos.

“Desde hace 15 años se ha estado desarrollando esfuerzos en el sector salud, un poco en el sector de desarrollo social, pero lo que falta es la posibilidad de organizar mejor la inversión, pero se hace de manera desordenada y sin supervisión”, subrayó.

La consecuencia de este problema implica la dependencia de la familia, lo que origina un círculo vicioso ya que, al no contar con mayor capacidad de respuesta, en lo económico y de cuidados, los adultos mayores se deterioran más rápido y en mayor número.