Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando los Cardenales de San Luis consiguieron en el invierno al dominicano Marcell Ozuna en canje con los Marlins de Miami, se esperaba que el recién llegado se convirtiera de manera inmediata en el principal motor ofensivo de los pájaros rojos.

Ozuna venía de una campaña en el 2017 que en otras circunstancias le habría hecho merecedor del premio al Jugador Más Valioso, al batear para average de .312, con 37 jonrones y 124 impulsadas. Pasó abril y nada. Pasó mayo y nada tampoco. Los fanáticos de los Cardenales empezaban a rascarse la cabeza con preocupación ante la pobre producción ofensiva del dominicano, publicó el portal ESPN.

También te puede interesar: Filtran camisetas de Pumas para la temporada 2018-2019

En junio comenzó a dar señales de vida y en la semana del domingo 10 al sábado 16 finalmente despertó el "Oso", como lo apodara su fallecido compañero y amigo de los Marlins José Fernández. En los últimos siete días, Ozuna despachó diez hits en 22 turnos, para average de .455, con cuatro carreras anotadas y nueve impulsadas.

Como extrabases sumó cuatro cuadrangulares y su promedio de slugging fue de 1.000.Con estos bambinazos llegó a diez en la campaña, siete de ellos en junio.

En medio de rumores de cambio, su compatriota Iván Nova, de los Piratas de Pittsburgh, tuvo una gran semana, con dos aperturas victoriosas. Nova trabajó en total 11 entradas y dos tercios, en las que permitió nueve hits y dos carreras limpias, con 11 ponches y efectividad de 1.54.

Otro dominicano que sobresalió en los últimos siete días fue el campocorto de los Diamondbacks de Arizona, Ketel Marte. Se fue de 23-9 (.391), con seis anotadas y siete remolcadas, un doble, un triple y un jonrón y slugging de .652.

Su compañero de equipo, el venezolano David Peralta, también estuvo caliente con el madero, al disparar siete cohetes en 22 veces, para average de .318, con cinco anotadas y otras tantas empujadas. Entre sus hits sumó un doblete y tres vuelacercas, para promedio de slugging de .773.

Sobresaliente estuvo también su compatriota Ender Inciarte, de los Bravos de Atlanta. Inciarte bateó siete imparables en 21 oportunidades, para average de .333, con tres anotadas y cuatro remolques. Como extrabases sonó un biangular y un cuadrangular y su promedio de slugging en la semana fue de .524. 

Y el puertorriqueño Enrique Hernández, de Los Angeles Dodgers, le dio duro a la pelota en la semana, al irse de 16-6 (.375), con cinco anotadas, cinco impulsadas, tres jonrones y slugging de .938.