Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El luchador británico de artes marciales mixtas (MMA) Michael Page persuadió, sin quererlo, a su rival, David Rickels, para que se rindiera durante un combate en el marco del torneo Bellator 200 en Londres (Reino Unido) este viernes.

Durante el primer asalto Page asestó a Rickles un golpe bastante duro, que dejó una herida grave en su cara y presuntamente la nariz rota, reporta Metro.

También te puede interesar: Graban a traileros pelando ¡a media carretera!

Al empezar el segundo asalto, Page se puso a gritar a su oponente estadounidense, insultándolo, y poco después volvió golpear a Rickels, que ya estaba casi desorientado. El nuevo golpe provocó que la herida se agravara, lo que decidió aprovechar el luchador británico. Al notar la lesión de Rickles, Page continuó con insultos, instando, al parecer, a su oponente a una "sumisión verbal", como lo describe el medio británico.

En un momento Rickels informó de pronto al juez que no continuaría la lucha, lo que enfadó a Page, quien comenzó a insultar a Rickles, mientras este estaba abandonando el ring.

Posteriormente se supo que Page no había usado la "sumisión verbal", sino que fue un error de apreciación de Rickles, temeroso de recibir más daño, por lo que este se rindió.

La sumisión verbal es una rendición en las MMA, un aviso del atacante al oponente para que se rinda sin necesidad de que haya más castigo antes de una llave o golpe contundente, pero su uso a veces genera confusión entre luchadores, árbitros y público.

Patada mortal contra contrincante

Un luchador surcoreano de artes marciales mixtas (MMA) sufrió una fractura en uno de sus dedos del pie durante una pelea luego de intentar impactar con su pierna la ingle de su contrincante. Al momento de la patada su pie se enredó con el 'short' del rival, lo que provocó la lesión. El incidente obligó al juez a detener el combate.

 Con información de RT.