Agencia/SIPSE 
PARÍS, Francia.- El partido debut de Rafael Nadal, número 1 del mundo, en esta edición de Roland Garros quedó interrumpido durante el tercer set, después de que el español se llevara los dos primeros, este lunes frente al italiano Simone Bolelli (130º), y la reanudación fue reprogramada para el martes, informó Medio Tiempo.

También te puede interesar: ‘Desconocida’ deja fuera de Roland Garros a la campeona

Nadal se apuntó las dos primeras mangas (6-4, 6-3), aunque en la tercera perdía 3 a 0 frente al italiano, que le había hecho un quiebre de servicio.

Hacia las 19:45 locales se decretó la interrupción de los seis partidos que se estaban disputando en ese momento, incluido el de Nadal, que busca este año un histórico undécimo título en la tierra batida parisina.

Diez minutos más tarde, la organización anunciaba oficialmente que no se podría reanudar este lunes y reprogramó la continuación para el martes.

Entre los otros partidos interrumpidos y aplazados al martes estaban dos con jugadores argentinos, Guido Pella y Horacio Zeballos, que también se habían adelantado en sus respectivos duelos contra el portugués Joao Sousa (6-2, 6-3, 3-2) y el japonés Yuichi Sugita (6-4, 6-6).

Los partidos interrumpidos continuarán en el momento en el que se encontraban en el segundo turno de las pistas donde se estaban disputando.

En el caso de Nadal y Bolelli, saltarán a la pista una vez que el croata Marin Cilic haya disputado su primer partido de esta edición ante el australiano James Duckworth.

La lluvia hizo además que ni se pudiera empezar el partido de la rusa Maria Sharapova, ex número 1 mundial y dos veces campeona en París (2012 y 2014), contra la holandesa Richel Hogenkamp, que también pasó al martes, en su caso íntegramente.

Nadal, que el 3 de junio cumplirá 32 años, lleva una racha de 26 sets seguidos ganados en Roland Garros, desde su derrota contra Novak Djokovic en los cuartos de final de 2015. En 2016 abandonó sin jugar, antes de sus partidos de la tercera ronda. Será el plato fuerte de un día en el que jugarán otras estrellas.