Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Los luchadores de la UFC necesitan velocidad, fuerza, resistencia y fondo. Para contar con todas estas condiciones se someten a largas horas de entrenamiento para alcanzar un nivel superior y así conquistar títulos

Un cliente ebrio actuó agresivamente contra los trabajadores de un restaurante de Las Vegas, Nevada, el pasado 4 de julio, y amenazó a los camareros, pero sus amenazas fueron controladas por un ex campeón de la UFC, que lo sometió como si se enfrentara en la final del campeonato.

También te puede interesar: Ajedrez-box y otros cinco... ¿deportes?

Matt Serra, excampeón de artes marciales mixtas estadounidense ya retirado, sometió a un cliente ebrio y agresivo, de quien no se revelaron sus generales en un restaurante de Las Vegas, un día antes de que se celebrara su ceremonia de admisión al Salón de la Fama de la UFC, informa TMZ Sports.

Un video grabado por testigos muestra al deportista sentado sobre el torso del alborotador, quien habría amenazado a los camareros. Serra mantiene en el suelo al hombre mientras le repite varias veces "calma, calma".

En ese documento gráfico se aprecia cómo el luchador reduce sin esfuerzo al cliente conflictivo hasta que el personal de seguridad se presenta para controlar la situación.

Todos los clientes miraban jocosamente el sometimiento con facilidad del ebrio que poco antes exaltado trató de intimidar a los camareros.

Matt Serra, un excampeón de artes marciales mixtas estadounidense ya retirado, es recordado por haber derrotado al excampeón del peso wélter Georges St-Pierre, una de las leyendas de este deporte.

Con información de RT y La FM.