Agencia
CHINA.- Después de meses de preparativos complicados, de problemas burocráticos y de encontronazos con la estricta censura china y su política de visados, el desfile anual de lencería de Victoria's Secret ha pisado por primera vez las pasarelas asiáticas, en Shanghái, la capital económica china. Y lo ha hecho a lo grande con 55 modelos.

El desfile se emitirá el día 28 en la cadena estadounidense CBS. El ángel Candice Swanepoel, con un conjunto en rojo y negro, en cuadros escoceses y alas a juego, abrió el desfile que se ha convertido en el mayor espectáculo global del mundo de la moda, informó el portal El País.

También te puede interesar: ¡Por fin! Terminan de grabar Ant-Man

Un espectáculo cuyo coste se calcula en unos 12 millones de dólares, que ven anualmente por televisión cerca de 800 millones de personas en 190 países y que este año se ha diseñado especialmente para encandilar al pujante mercado chino.

Harry Styles puso las primeras notas del entretenimiento, con canciones como Kiwi y Only Angel, esta última al paso de Bella Hadid. Le siguieron la estrella local Jane Zhang y el californiano de origen mexicano Miguel para poner música a un show dividido en seis segmentos: Nomadic Adventure (Aventura Nómada), Porcelain Angels (Ángeles de Porcelana), Goddesses (Diosas), A Winter´s Tale  (Un cuento de Invierno), MIllenial Nation (Nación Millenial), y Punk Angels (Ángeles Punk).

El Mercedes Benz Arena, a orillas del río Pudong, se había teñido de luz púrpura, el color de la marca, para dar la bienvenida a los invitados exclusivos que pudieron ver en carne, hueso y puntillas a las modelos más cotizadas del mundo: Bella Hadid, Adriana Lima, Adriana Ribeiro, Alessandra Ambrosio, Romee Strijd, Karlie Kloss, Sara Sampaio y la española Blanca Padilla.