Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Cuba ha sido gobernada por dos hombres en los últimos 60 años. Primero Fidel y después Raúl Castro. Ambos se prepararon en la universidad de La Habana y  manejaron la isla con una política radical.

También te puede interesar: Ex presidentes son deportados de Cuba ¿Qué hicieron?

De acuerdo con el portal Excélsior, fueron encarcelados, recuperaron la libertad gracias a una amnistía y se exiliaron a México, donde organizaron una guerrilla y regresaron a la isla a bordo de un barco, el 'Granma', en 1956.

Pese a los primeros reveses, los barbudos guerrilleros que operaban en las montañas del este fueron ganando apoyos en todo el país.

El 1 de enero de 1959, Batista huyó de la isla y Fidel Castro se convirtió en el líder incuestionable de Cuba, con su hermano menor al frente de las Fuerzas Amadas.

En un primer momento, el gobierno de Fidel Castro ejecutó o encarceló a muchos enemigos, y se inclinó hacia un socialismo de inspiración soviética a principios de la década de 1960. Cuba respaldó revueltas en toda Latinoamérica y, aunque la mayoría fracasaron, la resistencia de los Castro al dominio estadunidense inspiró a millones de personas en el todo el mundo.

El control de Fidel Castro sobrevivió a los repetidos intentos de Washington para derrocarlo o asesinarlo, incluso tras los problemas que sucedieron al colapso de la Unión Soviética en 1991, que había mantenido a flote la economía de la isla.

Finalmente, en 2006 una enfermedad obligó a Fidel a ceder el poder a Raúl, quien asumió formalmente la presidencia dos años después.

Fidel falleció en 2016 y Raúl, que cumplirá 87 años en junio, anunció que dejará el cargo este mes, aunque planea mantener un cargo posiblemente más importante: el de presidente del único partido de la isla, el Partido Comunista.