Agencia
HOUSTON, TEXAS.– Una mujer de 25 años pasará los próximos 40 años en prisión luego de declararse culpable de intentar vender por mil 200 dólares a su hija de dos años a un hombre para que tuviera sexo con la bebé.

De acuerdo con investigadores del condado Montgomery, Peters ofreció a un agente encubierto a su pequeña hija a través del internet y se estableció una cita con este en el área de Conroe.

Los agentes a cargo de la investigación la arrestaron en Conroe en una estación de buses Grayhound.

También te puede interesar: Trump ‘ordenó’ ataque cibernético ruso contra Clinton

Sarah Peters se declaró culpable de acto sexual de un menor, intento de tráfico humano y promoción de prostitución de un menor.

Los detectives crearon una empresa falsa de internet donde pedían ayuda para tener intimidad con niños, por lo que la despiadada madre se puso en contacto con ellos, increíblemente ofreciendo la inocencia de su bebé de dos años.

La detenida hizo todas las gestiones con un hombre quien consumaría el acto en una cita, el día en el que supuestamente la madre había entregado a su bebita para que la violaran fue detenida, ya que el supuesto agresor era un detective encubierto que estaba tras las maliciosas publicaciones de Peters. 

Es difícil creer que una madre exponga voluntariamente a su propia hija a este tipo de peligro”, dijo Tyler Dunman, el jefe de la división.

“Si no hubiera sido por la intervención oportuna del detective encubierto, esta niña hubiera sido víctima del peor tipo de abuso, dijo el portavoz.

La madre de la menor fue identificada con el nombre de Sarah Peters, quien fue sentenciada a 40 años de prisión por la comisión de delitos agravados.

Peters se declaró culpable de los tres cargos que se le imputaron, de los cuales el primero por ser delito agravado estará 40 años en la cárcel, por los demás le otorgaron 20 pero los pagará de manera conjunta y no podrá salir bajo ninguna circunstancia de la cárcel sino hasta el 2038.