Agencia
CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS.- Un ciudadano mexicano que vive en California y siete personas más que residen en Estados Unidos y África fueron arrestados bajo cargos de haber robado millones de dólares a personas y comercios en todo el mundo a través de fraudes cibernéticos, informaron este miércoles las autoridades en Tennessee, dio a conocer El Financiero.

También te puede interesar: No más visa de corta estancia a colombianos para Europa

El grupo se introdujo subrepticiamente en varios servidores y sistemas de correos electrónicos que pertenecían a una compañía inmobiliaria con sede en Memphis y utilizó correos falsos para cometer fraude financiero, informaron los fiscales.

Los sospechosos también fueron acusados de cometer estafas cibernéticas que involucran romances, cheques fraudulentos, compra de oro y tarjetas de crédito para enviar dinero y bienes de forma ilegal a Ghana, Nigeria y Sudáfrica.

Además del mexicano en California, fueron arrestados varios estadounidenses en Indiana y Washington, un ciudadano de Ghana que vive en Nueva York y un nigeriano residente en Atlanta. Tres africanos más fueron arrestados en Ghana.

En México

Actualmente dos de cada tres reclamaciones que presentan los usuarios de la banca en México tienen que ver con fraudes cibernéticos, un fenómeno que en un periodo de un lustro se multiplicó más de 10 veces en nuestro país y que tiene la característica de realizarse sin la tarjeta física, como es el caso del comercio electrónico, el comercio por teléfono, las operaciones por Internet, la banca móvil y los pagos por celular, informó Vanguardia.

Los fraudes cibernéticos, como se le conoce a aquellas estafas que utilizan la red para realizar transacciones ilícitas, pasaron de registrar 356 mil casos en 2012 a poco más de 4 millones 82 mil en 2017, según cifras de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Muchas veces las personas que realizan este tipo de fraudes se aprovechan del desconocimiento o poco cuidado que las personas tienen al utilizar los servicios financieros en línea, convirtiéndose en un blanco fácil para los estafadores, señala el organismo en un documento informativo.

Según cifras de la Secretaría de Hacienda y de la propia Condusef, a 2017 (último dato disponible) los principales medios en donde se originó el fraude cibernético en el país fueron el comercio electrónico (3 millones 258 mil casos) y el comercio por teléfono (727 mil).

El comercio electrónico es la compra-venta de bienes y servicios por Internet en transacciones que se pagan con tarjetas de débito y crédito.

Según la Condusef, pese a los avances en materia de seguridad, las modalidades más recurrentes de esta forma de fraude cibernético, son la sustracción de datos personales, contraseñas, nombres de usuario o números de tarjetas de crédito que pueden prestarse al robo de identidad.

Un ejemplo es el de pagos por compras que nunca se reciben, además, que al reclamar ante el vendedor no se tiene respuesta.